Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lluvia no pudo con la devoción de los cangueses por San Antoniu

Un centenar de feligreses acudió a la primera misa del novenario, oficiada a las 8 de la mañana en el exterior de la capilla

Un momento de los actos celebrados ayer en la capilla de San Antoniu, en Cangas de Onís.| J. M. Carbajal

Un momento de los actos celebrados ayer en la capilla de San Antoniu, en Cangas de Onís.| J. M. Carbajal

El “orbayu” no pudo con el inicio de la novena en honor a San Antoniu, en Cangas de Onís. Alrededor de un centenar de devotos asistieron ayer a la misa matinal en el exterior de la capilla, en Cangas de Arriba.

Pese a que estaba desapacible, con una fina lluvia en ese momento de la jornada, hubo afluencia a la que fue la primera misa del novenario en honor a San Antoniu, patrón de Cangas de Onís, oficiada a las ocho de la mañana, en el soportal de la capilla, mientras los feligreses se resguardaban del “orbayu” bajo la carpa habilitada para la ocasión en el vetusto robledal.

Este año se ha habilitado precisamente esta carpa, frente a la ermita,para dar refugio a los feligresos cumpliendo con todas las medidas de prevención sanitaria establecidas por las autoridades a causa de la pandemia del coronavirus. La misa fue oficiada por Diego Macías Alonso y Pablo Luis Gato Geada. Una de las novedades vino a ser que, con la finalidad de actualizar el lenguaje y hacerla más asequible para la oración, se ha puesto a disposición de los devotos un nuevo texto de la novena a San Antonio, que se encuentra a la venta en la propia parroquia y en la capilla de San Antonio, a un precio de tres euros. Por la tarde, a las siete tuvo lugar otra Eucaristía, esta en la iglesia parroquial de Santa María.

Compartir el artículo

stats