Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llanes acaba con la turbidez del agua en quince pueblos del Valle de San Jorge

Comienza a funcionar la nueva potabilizadora, reivindicación histórica de los vecinos, tras una inversión municipal de 567.362 euros

Enrique Riestra y Marián García de La Llana prueban el agua de la ETAP en presencia de Lucio Carriles, al fondo  |   M. VILLORIA

Enrique Riestra y Marián García de La Llana prueban el agua de la ETAP en presencia de Lucio Carriles, al fondo | M. VILLORIA

La nueva estación de tratamiento de agua potable (ETAP) de Nueva ya está operativa y acabará con los problemas históricos de turbidez del agua de varias localidades del Valle de San Jorge, en el concejo de Llanes. La obra ha sido impulsada y financiada por el Ayuntamiento de Llanes con un coste de 567.362,45 euros y fue adjudicada a la empresa Asturagua.

La central fue inaugurada ayer por el alcalde, Enrique Riestra: la teniente de Alcalde, Marián García de La Llana y el alcalde de barrio de Nueva, Lucio Carriles. El regidor llanisco manifestó su satisfacción y la de todo el gobierno municipal, por haber podido hacer realidad la obra, que era una demanda histórica de los vecinos. “Es un día importante, porque con esto se mejora la calidad de vida de los vecinos. Lo han pagado los llaniscos con sus impuestos y esto es gracias a ellos”, comentó.

La puesta en marcha de la planta potabilizadora ha tenido que superar una prueba dura e imprevista, puesto que ha coincidido con las fuertes lluvias caídas en los últimos días en el concejo, que han causado serios destrozos. En otro momento, el agua seguiría saliendo turbia, pero con la ejecución de la obra, los vecinos del Valle de San Jorge han podido comprobar la claridad del agua. “Estos días bebieron ya agua sin turbidez, cuando no hubiera sido así. Y que eso sea la normalidad”, añadió Enrique Riestra.

Se beneficiarán quince localidades de la nueva instalación: Nueva, Oviu, Picones, Cuevas del Mar, Naves, Hontoria, Villahormes, Cardosu, Belmonte, Silviella, Villanueva, Piñeres, La Pesa, Garaña y Llames.

Por su parte, el alcalde de barrio de Nueva, Lucio Carriles, reconoció la satisfacción que suponía para él la inauguración de una obra tan importante. “Llevamos detrás de esto muchos años. La situación era complicada cuando venían avenidas, no sólo para los usuarios domésticos, sino también para hostelería, comercios y hoteles. Fue una lucha de todos, vecinos, Ayuntamiento y Asturagua, que trabajó muy bien tanto en el proyecto como en la ejecución”, dijo Carriles, y recordó que Nueva tenía una planta de tratamiento antigua que se había quedado obsoleta y que nunca llegó a funcionar bien. “Hoy tenemos una instalación de última tecnología”, dijo.

La estación tiene dos puntos de detección de turbidez en antes de llegar a los depósitos de Pría y Nueva. Si los medidores indican que el agua está demasiado turbia para el consumo, automáticamente se desvía a la ETAP para ser tratada antes de llegar al consumo. Además realiza un tratamiento paralelo de los lodos.

Tanto el alcalde de Llanes, como el representante de Nueva tuvieron un reconocimiento para Javier Ardines, en un día como el de ayer, puesto que la obra fue un proyecto por el que también luchó el concejal, asesinado en 2018. “Un recuerdo para Javier Ardines, que también fue impulsor de esta obra; que los vecinos beban agua limpia también es cosa suya”, dijo Enrique Riestra.

Compartir el artículo

stats