DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Andrés González: "El materialismo histórico y el filosófico son como dos átomos que se fusionan"

El profesor regresa a la Fundación Bueno y reafirma sus tesis sobre ambos sistemas

Andrés González, ayer, en la Escuela de Filosofía de Oviedo.

Andrés González, ayer, en la Escuela de Filosofía de Oviedo. MIKI LÓPEZ

Elena FERNÁNDEZ-PELLO

El profesor de Filosofía Andrés González Gómez sostiene que el materialismo histórico y el materialismo filosófico son como "dos átomos ligeros, que se fusionan en un núcleo atómico más pesado y liberador de una energía crítica demoledora". Andrés González, que es profesor de bachillerato, asociado de Sociología en la Universidad de Alicante y que pasó por la Escuela de Filosofía de Oviedo hace unos meses, regresó ayer a la Fundación Gustavo Bueno para exponer sus tesis sobre ambos sistemas, para reafirmarse en ellas y clarificarlas.

"Lo que me propongo es explicar cómo y por qué Gustavo Bueno hizo la vuelta del revés del materialismo histórico", comentó el conferenciante. El filósofo lo hizo, según indicó, por un proceso de "transformación idéntica, no revolucionaria y un movimiento de 'progresus' por catabasis".

La catábasis es una de las figuras de la dialéctica definidas por el propio Gustavo Bueno, que se resuelve por confluencia o identidad sintética, de modo que lo distinto acaba siendo lo mismo.

"Las diferencias entre el materialismo histórico y el materialismo filosófico no implican un paso a otro género de ontología", indicó ayer el ponente. "No hay un corte desde el punto de vista ontológico", añadió.

Entre ambos sistemas existen, según el profesor, "diferencias que impiden que el materialismo histórico y el materialismo filosófico se puedan ecualizar pero no hay contradicción: hay una apariencia de contradicción".

Andrés González "impugna" la interpretación del materialismo filosófico como producto de la evolución del materialismo histórico.

Compartir el artículo

stats