Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Cuarentuneando" a la Santina

El certamen internacional que se celebra hoy en Oviedo reúne a agrupaciones de España, Portugal, Holanda y México que recuperan las viejas costumbres estudiantiles

Cuarentuna de Oviedo, en 2002.

La Universidad de Oviedo, que ha contado desde 1769 con 16 estudiantinas y tiene una sola en la actualidad, sigue la tradición del resto de los distritos universitarios de España y ha formado varias cuarentunas que son el recordatorio de las viejas costumbres estudiantiles.

El XXIII Certamen Internacional de Cuarentunas "Ciudad de Oviedo" que se celebra hoy en la ciudad, hace honor al origen de la ronda que, tuvo su apogeo en los siglos XII y XIII, los del amor cortés, coetáneos por tanto con la gran devoción a la Virgen María, y cuando se compusieron muchas canciones dedicadas a la Señora por excelencia.

De esta vieja tradición data la costumbre de rondar a la Virgen en los diferentes eventos tunantescos de España, desde la década de 1970, aproximadamente. Es el caso de la serenata que en este "Ciudad de Oviedo", los cuarentunos dedican a la Santina de Covadonga en su propia cueva.

La Asociación de Antiguos Tunos de la Universidad de Oviedo se organizó en 1998 con ex componentes de las diferentes estudiantinas universitarias de Asturias, y al objeto de que, quienes ya habían finalizado sus estudios de universidad, pudieran seguir manteniendo la tradición tunantesca.

Esta agrupación, a la que, inicialmente, pertenecieron más de ciento cincuenta antiguos escolares, casi todos procedentes de la Tuna Universitaria de Oviedo, estuvo presidida por Ángel González Lago, contando como vicepresidente y director musical, con Javier García Borrego "Sabonis", ambos, ex tunos de la mencionada estudiantina.

Desde el principio de su trayectoria participó en distintas ediciones para cuarentunas, organizadas en las diferentes sedes universitarias de España, tales como el VI Certamen Internacional de Cuarentunas (Cartagena 1998), incluidos los actos de recepción en torno a la madrina del mismo, Ana Botella de Aznar, celebrados en el Palacio de la Moncloa. Al año siguiente fue la organizadora del VII Certamen Internacional de Cuarentunas en el Teatro Campoamor de Oviedo los días 28 y 29 de Mayo.

En 2000, concursó en el Certamen Internacional de Cuarentunas de Benidorm, así como dentro de los actos de advocación al Apóstol Santiago, en Compostela. Al año siguiente, lo hizo en un hermanamiento con las tunas salmantinas, en la capital del Tormes. Varios componentes de la Cuarentuna de Oviedo han participado en el VIII Festival de Teatro Lírico Español celebrado en el ovetense Teatro Campoamor, dentro de la zarzuela "La Canción del olvido" (números para rondalla), los días 19, 20, 22, 23 y 24 de Mayo de 2001.

Ha realizado una grabación discográfica en formato cassette (1996 autoedición), en colaboración con la Tuna Universitaria de Oviedo, titulada "500 años de éxito". En Octubre de 2003, la Cuarentuna de Oviedo organizó un homenaje al matrimonio hostelero formado por Armantina Quintana e Ignacio García, propietarios del ovetense Restaurante La Gran Taberna desde 1974 hasta 2014, y sede tradicional de la Tuna Universitaria de Oviedo desde aquel año, hasta mediados de la década de 1990.

En Junio de 2006 organizó con gran éxito de público, y con un sobresaliente nivel musical, el II Certamen Internacional de Cuarentunas "Ciudad de Oviedo". Tuvo lugar en el ovetense Teatro Campoamor, y contó con la presencia de Cayetana Fitz-James Stuart, duquesa de Alba, que actuó como madrina de este evento.

La Duquesa de Alba accedía 42 años después a presidir un certamen cuarentunesco con el recordatorio de cuando en 1964 llegó a la ciudad ovetense a participar en un acto semejante. También en esta última ocasión, como en la primera (con reportaje en el Nodo incluido), la repercusión en los medios de comunicación a nivel regional y nacional, fue enorme.

La Cuarentuna de la Universidad de Oviedo lucía en su bandera raso de color verde en su cara principal, con la inscripción "Antiguos Tunos Oviedo", y con el escudo de la universidad ovetense.

Por el revés, la figura de un viejo tuno, adaptación de uno de los personajes de Uderzo y Goscinny (autores de Astérix). En ambos casos, mascota y bandera, son diseño de uno de sus componentes, Luis Manuel Fernández.

El 28 de Diciembre de 2007, y por iniciativa de esta agrupación de ex tunos, se presentó en el Aula Magna de la Universidad de Oviedo una curiosa aportación a la Semana Santa de la capital del Principado. Consistió en la creación de la "Hermandad y Cofradía del Santísimo Cristo de la Misericordia, Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, María Santísima de la Esperanza y San Francisco Javier o de Los Estudiantes", en honor, precisamente, a las advocaciones que se veneran en la parroquia ovetense del Barrio de La Tenderina.

La dirección espiritual de esta hermandad corre a cargo del titular de la propia Iglesia Parroquial de San Francisco Javier, Alberto Reigada, contando, inicialmente, con 160 cofrades, buena parte de ellos son antiguos componentes de la Tuna Universitaria de Oviedo, así como de la cuarentuna citada. Su estreno consistió en actuar en la procesión del Domingo de Ramos, el 16 de Marzo de 2008, en un largo recorrido desde la Parroquia de San Francisco Javier, hasta la Catedral Metropolitana y regreso a su origen. La participación de esta joven cofradía acompañada por la estudiantina continúa en la actualidad, con gran éxito y acogida entre la ciudadanía ovetense.

En 2011 la Cuarentuna de la Universidad de Oviedo en número muy reducido, continuó con sus actividades musicales bajo la dirección de Jesús Barrial, dando lugar a la aparición de otra agrupación con una docena de ex componentes de la Tuna Universitaria de Oviedo, Tuna de Mieres, Tuna del Colegio Mayor Valdés Salas y Tuna de Minas de Oviedo, participando desde entonces en numerosos conciertos benéficos por Asturias. Entre éstos, los celebrados por la Asociación Española del Síndrome de Wolf-Hirschhorn, en el Teatro Vital Aza (Pola de Lena), desde 2013. También en el Sanatorio Marítimo, de Gijón, o en la ciudad de Lugo en 2013 y 2014, actuación recogida por el diario El Progreso de la capital lucense. Igualmente, en la ciudad de Zamora, donde se presentó el primer fin de semana de Octubre 2015, reseñado, de igual modo, por el diario de la provincia, La Opinión, perteneciente al Grupo Prensa Ibérica. Poco después, esta agrupación se presenta en la sede de este periódico, renovada y más numerosa, como Tuna de Veteranos de la Universidad de Oviedo.

En junio de 2015 se forma otra cuarentuna, heredera de la primera Asociación de Antiguos Tunos, ahora denominada Tuna Antigua de la Universidad de Oviedo, bajo la dirección musical, otra vez, de José Borrego "Sabonis". Está formada por tunos veteranos de las diferentes estudiantinas asturianas, así como por componentes del grupo de música hispanoamericana "Vuelta Abajo", con quien comparte director musical, y con especial vinculación a la única estudiantina que se mantiene en la actualidad, la Tuna Universitaria de Oviedo.

En sus objetivos figura el mantenimiento de la más pura esencia tunantesca, con especial recuperación del viejo manteo negro. También, su participación en eventos y certámenes cuarentunescos (Compostela 2017, Oporto, en marzo de 2018), y la organización del que hoy se celebra en el Auditorio "Príncipe de Asturias", de Oviedo.

Compartir el artículo

stats