Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos profesores ovetenses, seleccionados entre los diez mejores de España

Elisa Beltrán, del Santa María del Naranco, y Carlos García Junco, de la Inmaculada, pasan a la final para elegir al mejor docente del país

Carlos García Junco y Elisa Beltrán.

Elisa Beltrán es profesora en el colegio Santa María del Naranco, las Ursulinas, y Carlos García Junco en la Inmaculada. Los dos están entre los diez mejores docentes de España para la Fundación Abanca, que anualmente elige al mejor profesor del país. Ayer se conoció la lista de los diez finalistas y ahí estaban los dos profesores ovetenses. El ganador se conocerá el próximo mes de enero.

Ni Beltrán ni García Junco esperaban estar en ese "top ten". Ella preparó a sus alumnos para que no se desilusionasen. "Temía más la decepción que la ilusión", explica. Pero ayer les dijo a los niños que la lista de los diez finalistas se iba a dar a conocer a las 11.30 horas de la mañana en directo a través de Facebook. Era la hora del recreo y los alumnos, de Primaria, optaron por quedarse en la clase con la profesora para ver el resultado. Cuando el locutor dijo el nombre de Elisa Beltrán, de Oviedo, "fue un estallido de alegría, de felicitaciones y de lágrimas".

Los dos profesores ovetenses se sentían ayer premiados suficientemente. Las candidaturas no las hacen los profesores ni las instituciones, sino las familias, así que ellos ya habían tenido ese reconocimiento de los padres y madres de sus alumnos, pero ahora llegaba otro. "Es muy importante que una comisión externa, que no nos conoce de nada y que sólo analiza nuestro trabajo sobre el papel, reconozca lo que hacemos", explica Beltrán. García Junco apuntaba algo más debido a la peculiaridad de su trabajo. Él lucha desde la Inmaculada por la inclusión de los niños con necesidades educativas especiales. Para este profesor, absolutamente convencido de la necesidad de que la escuela debe ser inclusiva, es muy importante que se reconozca esta parte de la docencia.

Beltrán añade otra cuestión que considera importante, "que se premie a los profesores que estamos día a día a pie del cañón, que estamos en las aulas a diario con los niños y no dando conferencias". Es esa tarea diaria la que realizan los ovetenses y la que premia la Fundación Abanca.

Ambos están sorprendidos y agradecidos por estar entre los diez mejores docentes de España, y además García Junco señala que él sólo tiene 30 años.

Lo que pase el próximo mes de enero, cuando se conocerá el nombre del mejor profesor del país, ya no les preocupa demasiado, ellos ya se sienten más que premiados.

Compartir el artículo

stats