DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfredo Canteli, optimista sobre la plaza de toros tras hablar con Cultura: "No va a haber ningún problema"

El Alcalde destaca la gran predisposición regional a aceptar su plan para dotar el recinto de una capacidad para 5.000 espectadores

Estado actual de la plaza de toros de Oviedo.

Estado actual de la plaza de toros de Oviedo.

Rebosante de optimismo y satisfecho con la predisposición regional para llevar a buen puerto el proyecto estrella del presente mandato. Así salió ayer Alfredo Canteli de la reunión con la consejera de Cultura, Berta Piñán, en la cual la representante del Principado se mostró predispuesta a alcanzar un acuerdo que permita dotar de una capacidad para 5.000 personas la plaza de toros tras su rehabilitación. “Estamos muy contentos porque solo hay afán de colaborar y lograr un entendimiento”, indicó Canteli tras comprometerse a presentar en un breve periodo a la administración regional el proyecto de remodelación del coso para “darle encaje” con la legislación vigente.

Si bien el Consejo de Patrimonio dio luz verde a la rehabilitación del coso sin necesidad de quitarle su protección a primeros de marzo, el informe para dar luz verde a este permiso incluía algunos matices como la dificultad de alcanzar el aforo propuesto por el Ayuntamiento o ensanchar las puertas para cumplir con las exigencias de seguridad para este nivel de aforos. Sobre estos impedimentos hablaron ayer los representantes municipales y regionales y, a la vista, de la reacción de Canteli, las partes podrían estar cerca de encontrar una fórmula para sortearlos. “No va a haber ningún problema, de verdad”, sentenció el Alcalde.

Estamos muy contentos porque solo hay afán de colaborar y lograr un entendimiento

Alfredo Canteli - Alcalde de Oviedo

decoration

El optimismo municipal se fundamenta en gran medida en la excelente sintonía existente con Berta Piñán y su director general de Patrimonio, Pablo Léon. “Hay una intención extraordinaria de querer ayudar”, declaró el edil ovetense, cuya ambición es la de incluso superar la capacidad de 5.000 espectadores. “Todo es posible”, dijo en sintonía con su discurso optimista para atajar el abandono de una plaza de toros que lleva clausurada desde 2008 debido a su avanzado estado de deterioro, ni siquiera frenado por su declaración como Bien de Interés Cultural justo un año antes.

Los planes de Canteli pasan por habilitar un gran espacio multiusos capaz de acoger espectáculos y eventos multitudinarios. El proyecto es reivindicado como la piedra angular del mandato y el regidor se muestra convencido, a pesar de la complejidad del mismo, que podría convertirse en realidad antes de finalizar su primer periodo en el gobierno dentro de algo más de dos años.

De momento, las autoridades autonómicas han pasado por el aro en cuestiones impensables hasta hace bien poco. Eliminar la grada que no es original y recuperar la altura inicial del edificio con un recrecido, cubrir el coso con una cubierta retráctil y techar las dependencias exteriores anexas en la parte posterior el edificio son algunos de los avances confirmados por el último informe técnico, a los que el Ayuntamiento confía en añadir más en fechas futuras. “Sobre la ampliación de las puertas hay que transigir”, dejó caer Canteli, dando una pista de las claves del partido que a día de hoy se está jugando entre los representantes del Consistorio y los del Principado.

La principal baza para lograr los objetivos fijados es la excelente sintonía con una Berta Piñán especialmente involucrada con varios proyectos conjuntos con Oviedo, como la consolidación de la capital asturiana como referente del turismo jacobeo a través de la marca promocional “Oviedo, origen del Camino”.

Turno de los técnicos

Allanado el camino entre los gestores, ahora llega el turno de los técnicos. Los del Ayuntamiento deberán presentar un anteproyecto capaz de satisfacer las exigencias legislativas, mientras que los de la administración regional serán los encargados de poner el listón a las aspiraciones ovetenses. Ni siquiera todos estos filtros frenan la euforia de un Canteli, que ya se ve este mismo mandato siguiendo algún concurrido evento desde las gradas de este recinto taurino abandonado a su suerte desde hace más de una década.

Compartir el artículo

stats