Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Fernández-Vega, López Otín y la Cocina Económica entrarán en el callejero ovetense

Francisco Rodríguez, Carlos Casanueva, Jesús Neira y Federico Romero también darán nombre a vías que una ley regional exige modificar

Un operario reponiendo la placa de la calle Sargento Provisional.

Oviedo sustituirá la denominación de calles de dudosa legalidad por el nombre de personalidades e instituciones con gran arraigo en la ciudad. La exigencia del Principado de modificar el nombre de 17 calles en aplicación de la Ley de Memoria Democrática, cuyo cambio de denominación por parte del tripartito en el pasado mandato fue tumbado por los tribunales, será aprovechado por el Ayuntamiento para dar cabida a empresarios, investigadores, estudiosos e instituciones reconocidas. Según ha podido saber este periódico. La revisión del callejero permitirá brindar honores al oftalmólogo y presidente de la Fundación Princesa de Asturias, Luis Fernández-Vega Sanz; el investigador Carlos López Otín, los empresarios Francisco Rodríguez y Carlos Casanueva, el académico ya fallecido Jesús Neira y el libretista de zarzuela también desaparecido Federico Romero Sarachaga.

Luis Fernández-Vega. Lucas BLANCO

La revisión del callejero, que podría estar lista a finales de noviembre para ser aprobada en junta de gobierno, incluye, además de la búsqueda de una nueva denominación para 17 calles cuestionadas por la Ley de Memoria Democrática, la retirada del nombre del líder histórico socialista Indalecio Prieto para otorgar dicha calle a Federico García Lorca, así como la dedicatoria del paseo del Campillín al Padre Valdés y la glorieta de la calle Regla al deán Benito Gallego.

Carlos López Otín. Lucas BLANCO

LA NUEVA ESPAÑA ya adelantó en septiembre los planes municipales de sustituir el nombre de la calle Calvo Sotelo por el del expresidente del gobierno del mismo nombre, Leopoldo Calvo Sotelo, un cambio que, sin embargo, quedaría aparcado a la espera de un recurso presentado al Principado ante las dudas sobre si procede retirar una calle dedicada a un político que fue asesinado antes de la Guerra Civil. Este diario desveló entonces que la calle Diecinueve de Julio pasará a llamarse Pepa Ojanguren en recuerdo a la diseñadora de vestuario de ópera carbayona fallecida en 2020. Asimismo, el Consistorio confirmó entonces su disposición a recuperar las denominaciones de la plaza del Fresno, la plaza de la Libertad y Melquiades Cabal elegidas en su día por el tripartito para rebautizar La Gesta, la plaza de la Liberación y Comandante Bruzos, respectivamente.

La Cocina Económica. Lucas BLANCO

En esta nueva tanda de cambios, el equipo de gobierno de Alfredo Canteli ha decidido dedicar al oftalmólogo ovetense Luis Fernández-Vega la actual calle Alférez Provisional, que durante un tiempo llevó el nombre de Charles Darwin hasta que el juez tumbó los cambios realizados por el tripartito “por la falta de objetividad y pluralismo” del comité de expertos elegido para aplicar la Ley de Memoria de Zapatero.

Federico Romero Sarachaga. Lucas BLANCO

Además de Fernández-Vega, el ejecutivo local aprovechará para dar el nombre del considerado como el científico más importante de Asturias, Carlos López Otín, a la calle Comandante Caballero –Concepción Arenal hasta el fallo judicial–. El empresario lácteo Francisco Rodríguez ocupará el lugar del Teniente Alfonso Martínez en las proximidades de Santullano y el emprendedor astur-mexicano Carlos Casanueva el de Rafael Gallego Sainz en el barrio de La Florida.

Carlos Casanueva. Lucas BLANCO

La Cocina Económica y la orden de las Hijas de la Caridad, encargada de su gestión, también lucirán en las placas de la calle Fernández Capalleja de Pumarín. Por su parte, el lingüista Jesús Neira Martínez contará con dedicatoria en la actual calle Sargento Provisional de Buenavista, mientras que el letrista de zarzuela nacido en Oviedo en 1886 y conocido por ser autor de títulos muy populares como “La tabernera del puerto”, Federico Romero Sarachaga, dará nombre a otra vía de Buenavista como es la actual calle Mariano Flórez.

Jesús Neira. Lucas BLANCO

Queda todavía por ver qué ocurrirá con otras cinco calles cuya retirada es exigida por la ley regional de memoria aprobada en 2019. Celestino Mendizábal, Comandante Janáriz, Comandante Vallespín, Coronel Aranda y Rodríguez Cabeza, a las que el tripartito renombró sin éxito como Maestras de la República, Matilde García de la Real, Gloria Fuertes, Trece Rosas y Alfonso Camín, respectivamente, también serán modificadas, y el ejecutivo local prevé decidir su nueva denominación “en cuestión de días”.

Francisco Rodríguez.

Compartir el artículo

stats