Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oviedo gana pulso tras la pandemia: abren más oficinas y la hostelería empieza a crecer

Los últimos datos del área de Licencias apuntan a la recuperación, pero las grandes inversiones empresariales en la ciudad siguen estancadas

Una terraza de hostelería de Oviedo.

Los últimos datos del área de Licencias apuntan a que Oviedo encara la senda de la recuperación tras la pandemia. En Urbanismo, durante 2021, se han registrado 258 comunicaciones previas de inicio de actividad (oficinas y el sector servicios), cifra que supera a la de 2019 y que supone un 25 por ciento más que en 2020, el año más duro de la pandemia. Crece la actividad hostelera, especialmente con el auge de los negocios del café para llevar: el año pasado abrieron 37 nuevos locales y 166 cambiaron de manos, mejores cifras que en 2020, pero que siguen lejos de las anteriores a la llegada del covid. El resto de la actividad mantiene un ritmo similar al de 2020.

El teniente de alcalde Nacho Cuesta, responsable del área de Urbanismo, celebró los datos. El edil asegura que se da “un repunte de la actividad económica, en hostelería, comercio o con la apertura de nuevas oficinas”. Desde su concejalía reiteran que los cambios introducidos “en la metodología y la reorganización del área de Licencias siguen acelerando el pulso económico de Oviedo”. “Hay casi el doble de solicitudes de apertura de nuevos negocios en determinados sectores, estamos viendo movimiento de locales que llevaban muchos años cerrados, y eso teniendo en cuenta que venimos de dos años de pandemia y crisis”, celebra. Una tendencia al alza en el camino de recuperación tras el covid a la que, dicen, están poniendo “todas las facilidades”.

Pero todo tiene una cara y una cruz. Aunque abren nuevos negocios que no exigen licencia –porque no conllevan la acometida de obras ni grandes inversiones– en 2021 se estancaron las cifras de grandes proyectos. La pandemia ha hecho mella en la caja de las empresas y la progresiva caída del censo desincentiva a invertir en ciudades de tamaño medio como Oviedo. Las actividades clasificadas, que son molestas o que requieren un permiso de obra mayor, siguieron el pasado año al mismo ritmo que en 2020. Solo se movieron 67 expedientes, menos de la mitad de lo que se había tramitado en 2019 y una cifra menor, pero muy similar a la vivida durante el año del confinamiento, cuando se resolvieron 72. Antes del covid, Oviedo dio licencia a 143 actividades de este tipo. Entre las solicitudes más destacables está la llegada de la eléctrica Total Energies, que ocupará el antiguo Mercadona de la Losa, trasladado al Gran Bulevar El Vasco. El proyecto de la entrada de Oviedo capitaliza varias de las licencias importantes: la apertura del centro de ocio Mad Lab o los permisos para abrir el centro deportivo, que se estima que llegará en marzo, al mismo tiempo que su zona hostelera. En la actividad empresarial registrada este año, desde Urbanismo quieren destacar también las solicitudes para la ocupación de naves industriales en los polígonos de la ciudad, la creación de nuevos gimnasios, la apertura de apartamentos turísticos y la llegada de nuevos supermercados.

En total, las cifras provisionales del servicio de Licencias del Ayuntamiento llevan los trámites a los que se ha dado curso en Urbanismo hasta los 892 expedientes de actividad. A falta de las cifras consolidadas del año, que deberán reflejarse en una memoria, el Ayuntamiento informó a mitad de año de que había dado 201 licencias durante el primer semestre, lo que puede servir de termómetro para calcular el número de nuevos negocios a final de año, que rondarán el medio millar. En total, el servicio ha tramitado 15 expedientes de actividad más que en 2020. Un indicativo de recuperación, pero que sigue lejos de las cifras previas a la pandemia, cuando se dio curso a más de 1.100 expedientes.

La hostelería recupera fuelle tras sus meses más aciagos de cierres y restricciones. En 2019, en Oviedo se abrieron 58 nuevos bares y restaurantes, en la línea de 2018, cuando las aperturas se quedaron en 56. Estas cifras no cuentan los cambios de titularidad de los locales. Como era previsible, en 2020 los números cayeron drásticamente y solo hubo 26 nuevas aperturas. En 2021, las cifras crecieron de manera significativa, con once aperturas más, aunque todavía queda mucho por hacer para volver a la normalidad. Sin embargo, no se ha perdido la confianza en el sector, porque los cambios de propietario se mantienen en números similares a los de los años previos a la llegada de la pandemia. Lo que se aprecia en las calles de Oviedo es que locales históricamente cerrados se están volviendo a abrir con nuevos proyectos, aunque otros siguen bajando la persiana.

Lo que no recogen, de momento, los datos del servicio municipal de Licencias son los cierres de comercios y restaurantes. En zonas tradicionalmente ligadas al ocio nocturno, como la calle Mon o el Rosal abundan los carteles de “se alquila” y “se vende”. Aunque en el Rosal se aprecia una tímida recuperación: a lo largo de 2021 abrieron una nueva librería, una tienda de antigüedades y varios locales hosteleros cambiaron de manos.

Compartir el artículo

stats