Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Delia Losa, ante el reto de hacer un equipo con “todas las sensibilidades” de la AMSO

La delegada del Gobierno concita la confianza para dirigir la Agrupación Socialista ovetense pero antes deberá acertar con los compañeros de ejecutiva

Delia Losa, en su despacho de la Delegación del Gobierno. IRMA COLLÍN

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, tiene por delante su propia semana de pasión o gloria ya que en los próximos días deberá configurar “un equipo que aglutine todas las sensibilidades” de la Agrupación Socialista de Oviedo. Es el nuevo reto que afronta esta abogada, veterana y avezada en el debate interno, cuyo nombre fue propuesto por la Federación Socialista Asturiana (FSA) este lunes para tratar de evitar una asamblea fratricida entre, al menos, dos listas, una liderada por el secretario general saliente, Iván Piñuela, y la otra por Aquilino Díaz, miembro del patronato de la Fundación José Barreiro, que dio el paso para evitar el continuismo y dar un nuevo impulso a la Agrupación Municipal Socialista de Oviedo.

Cuando dos reuniones no habían permitido avance, entendimiento ni acuerdo alguno entre dos listas, con objetivos aparentemente antagónicos, la mediación de la vicesecretaria general de Organización y Coordinación, Gimena Llamedo, puso sobre la mesa el nombre de una tercera persona que concitó el consenso: el de Delia Losa, una militante de su máxima confianza y también de la de Adriana Lastra, vicesecretaria general del PSOE y con ficha de afiliada en la agrupación de Oviedo. Con preacuerdo sobre la nueva secretaria general, Delia Losa tiene deberes por delante, y nada sencillos, para los próximos días. Será su particular “prueba del nueve” para asumir la máxima responsabilidad en una agrupación con fama de avispero en muchos episodios de una extensa trayectoria que atesora 130 años de historia. Deberá configurar una ejecutiva plural, que integre a las sensibilidades de la agrupación ovetense sin que sus miembros generen rechazos o vetos cruzados.

La Delegada del Gobierno en Asturias asume el reto con el mejor de los ánimos, según se desprende de las declaraciones que realizó ayer mismo. “Quiero agradecer, sinceramente, los mensajes y ánimos de tantos compañeros y compañeras que me piden que encabece una candidatura sólida y de cohesión de la Agrupación de Oviedo, tarea que afronto con ilusión y responsabilidad”. Delia Losa afirmó que su militancia “no entiende de ambiciones sino de servicio al partido y, a través de él, a Oviedo. Porque lo importante aquí es ofrecer a Oviedo un proyecto de ciudad de progreso e innovador”. Manifestó, además, su confianza de que este proceso interno suponga “un paso necesario y fundamental y mi intención es que salga bien y refuerce a nuestra agrupación”.

El secretario general saliente, Iván Piñuela, apeló a la “la prudencia” sobre la candidatura de consenso, apadrinada desde la dirección autonómica, “porque se pueden presentar candidaturas hasta 24 horas antes del inicio de la Asamblea”, que ya está señalada para los día 22 y 23 de este mes. Pero admitió “el paso dado y acordado con el compañero Aquilino” de pactar una cabeza de lista. “Hemos depositado en Delia Losa la confianza para formar el equipo de trabajo”, señaló ayer.

Todavía es prematuro hablar de nombres para esa ejecutiva. “Las partes propondremos pero no decidiremos, esa responsabilidad se la hemos confiado a Delia y creo que es muy pronto para que pueda dar nombres, aún ni hemos entrado ahí”, declaró Piñuela. “El objetivo es buscar un equipo con el que la inmensa mayoría de la agrupación se sienta identificada y comprometida, incluyendo todas las opciones que parecen postularse activamente”, planteó el actual secretario general de la Agrupación Municipal Socialista de Oviedo, que desde ese puesto siempre ha manifestado una gran sintonía con el portavoz socialista en el Ayuntamiento, Wenceslao López y con el grupo municipal.

Aquilino Díaz, economista e ingeniero técnico de Minas, prejubilado de Hunosa, había decidido presentar una lista alternativa a la de la ejecutiva actual “buscando reforzar la AMSO, ante el deterioro grande de los últimos años, porque es una impresión que tiene un amplio grupo de compañeros”. Desde un primer momento, rechazó avenirse a una integración con la actual secretaria general local, por las posiciones discrepantes. De hecho, el factor que aglutinó a los miembros de esta candidatura alternativa era, precisamente, el rechazo a la actual ejecutiva. La pretensión del grupo que encabeza Aquilino Díaz es que la próxima dirección local “reúna a las diversas sensibilidades y, entre todos, construir un proyecto lo más amplio posible para que la AMSO recupere la posición que le corresponde en Oviedo por su historia”.

Aquilino Díaz es consciente de “la labor complicada de Delia Losa, pero tiene la capacidad para llegar a un buena solución. En ella me reconozco, tiene toda nuestra confianza para elaborar una ejecutiva con las premisas que planteamos”. Entre esos requisitos está la necesaria pluralidad de la nueva dirección, en la que “no debería ser preponderante el peso de la ejecutiva actual” y la necesidad de que se visualice el cambio que, a su juicio, requiere la dirección de la agrupación socialista ovetense en la que, por ejemplo, el actual secretario general “lleva cinco años en ese cargo y otros cuatro, antes, como secretario de Organización”.

La intención es dejar unos días de margen a Delia Losa para que defina la composición de esa ejecutiva, de forma que unos y otros puedan testar si se ajusta al perfil de consenso y pluralidad que evite una confrontación como la que hubo en las agrupaciones de Gijón y Llanes, donde salieron vencedores, en ambos casos, los candidatos que se postulaban como alternativa a las ejecutivas salientes.

Compartir el artículo

stats