Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pareja de Oviedo pensaba que estaba siendo asaltada y llamó al 112 para alertar de que les estaban tiroteando

La copiloto del coche contó al operador del servicio de emergencias que el autor de los disparos se presentó como policía, pero no le creyeron

Un coche de la Policía Local de Oviedo en una imagen de archivo. IRMA COLLIN

La grabación de una llamada al 112 de la pareja de estudiantes de Medicina cuyo coche fue tiroteado hasta en tres ocasiones por un policía local al que previamente habían atropellado un pie se presenta como una posible prueba de que los jóvenes, cuyos progenitores han puesto lo sucedido en conocimiento de la Policía Nacional, huyeron al creer que los agentes de paisano que les habían identificado eran realmente unos atracadores.

Fue la veinteañera que viajaba en el asiento del copiloto la que telefoneó al Servicio de Emergencias del Principado. Según ha podido confirmar este periódico, la chica relató a un operador del 112 que les habían dado el alto dos hombres de paisano que se identificaron como policías, pero que no les habían creído, por lo que trataron de huir al pensar que estaban siendo víctimas de un asalto.

La charla tuvo lugar en plena persecución y en la misma, la joven llegó a explicar que habían detenido el vehículo en la calle situada entre la glorieta de los aros olímpicos y la plaza del Deporte Adaptado al percatarse, cuando se encendieron las sirenas del vehículo policial camuflado, que los dos agentes les habían dicho la verdad al presentarse.

El 112 procedió a trasladar el aviso a la propia Policía Local de Oviedo, aunque, para entonces, los dos policías ya habían interceptado a la pareja de jóvenes y detenido al conductor, un varón de 20 años, que fue trasladado a los calabozos, donde hizo noche hasta pasar a disposición judicial al mediodía del sábado. Finalmente fue puesto en libertad con cargos, acusado de un delito de atentado contra la autoridad.

A la llegada de los policías, los dos veinteañeros pidieron perdón por lo que consideraron había sido un gran malentendido. En el caso de la chica, sus familiares aseguran que sufrió un ataque de ansiedad y en este momento existen “dos investigaciones abiertas” que esperan puedan ser dirimidas en los tribunales.

Tanto los padres del conductor como de su acompañante dicen estar dispuestos a llegar donde haga falta para tratar de esclarecer lo que consideran “un intento de asesinato”, pues los jóvenes habrían asegurado que las balas impactaron en el vehículo, provocando la rotura de la ventanilla del conductor, así como otros daños en la carrocería, si bien no hubo que lamentar daños personales.

Tanto el agente que realizó los disparos como su compañero en el operativo declararon que el uso del arma de fuego se debió a que vieron peligrar sus vidas después de que el conductor arrollase primero el pie al autor de los tiros y, posteriormente, estuviese a punto de atropellar al otro policía cuando se interpuso en su camino.

Prado: “Son dos agentes con una conducta intachable que acumulan reconocimientos”


El concejal de Seguridad Ciudadana, José Ramón Prado, salió este domingo en defensa de los dos agentes involucrados en la intervención que terminó con uno de ellos tiroteando en tres ocasiones a un coche en el que viajaban una pareja de estudiantes de Medicina, huido tras atropellar en un pie a uno de los efectivos. “Son dos policías de la última promoción y su conducta es intachable. Además, el autor de los disparos acumula ya cuatro felicitaciones por intervenciones exitosas”, añadió. Prado eludió ofrecer una valoración sobre lo que considera “una actuación más”, aunque admitió haber solicitado informes por escrito para conocer con más detalle lo ocurrido pasadas las nueve de la noche del viernes en la explanada del pozo de San Lázaro de Paniceres.

“Es una cuestión que está judicializada y, por tanto, no debemos entrar a hacer valoraciones. Esperaremos a que la justicia lo aclare todo”, declaró. Por su parte, el concejal del PSOE, Ricardo Fernández, calificó de “realmente grave” lo sucedido en La Florida, además de tildar de “inadmisible” la falta de una comparecencia “inmediata” de José Ramón Prado y el director general de Seguridad Ciudadana, Javier Lozano. “Esto es el resultado del caos al que el gobierno ha conducido esta área municipal”, apuntó Fernández, en una jornada en la que el sindicato UGT mostró su respaldó a los dos policías implicados en la intervención.

Compartir el artículo

stats