Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de Siones, sin teléfono ni internet, claman contra su "abandono"

"Seguimos pagando las facturas, pero no tenemos conexión", denuncian ante los cortes que sufren desde hace meses en el servicio

Miembros de la Asociación de Vecinos de Siones. | LNE

Los vecinos de Siones, en la zona rural de Oviedo, sufren desde hace meses cortes continuos de teléfono e internet. Una situación derivada de la escasa cobertura de la zona, agravada por la naturaleza de los equipos que los proveedores de servicios de redes y telefonía entregan a los vecinos, que reclaman una conexión de fibra óptica para tener unas comunicaciones dignas del siglo XXI.

Pese a localizarse a apenas 12 kilómetros de la capital, Siones padece crónicos problemas de cobertura. Una situación que ha ido a más desde el pasado mes de abril, cuando los vecinos comenzaron a recibir cartas de la compañía telefónica proveedora de servicios en las que se les notificaba la retirada de la "red de comunicación tradicional de cobre", dejando de "prestar servicios de comunicaciones fijas". La compañía, desde entonces, ha comenzado a aplicar cortes en las viviendas de la zona, dejando incomunicados a sus vecinos, según denuncian los propios afectados. "Seguimos pagando facturas, pero no tenemos ni conexión a internet ni teléfono", afirma Beatriz Meléndez, antigua alcaldesa de barrio de Siones.

Los vecinos se sienten totalmente marginados por la falta de cobertura que hay en su núcleo. "Si nos pasa cualquier emergencia de última hora, no tenemos cobertura ni para llamar al 112", denuncia la presidenta de la asociación de vecinos de Siones, Aitana Díez. En Siones, además, residen numerosas personas mayores que precisan de atención médica. A este temor por su salud, los residentes suman los perjuicios para su desempeño laboral y para los estudios de los más jóvenes, por lo que exigen un cambio radical en la situación que están viviendo.

Teletrabajar, ver una película o simplemente contestar un mensaje son ejercicios complicados o "casi imposibles" para los vecinos de Siones. "Muchos de nosotros llevamos muy mal esta situación, no podemos teletrabajar y nuestros hijos no pueden realizar sus tareas adecuadamente sin internet", subraya Beatriz Meléndez. La única solución que les han dado desde la compañía pasa por cambiar el ADSL por unos routers de radio, pero los afectados rechazan la medida por la poca cobertura de la zona, que resta eficacia a esos aparatos. A su juicio, la única solución óptima es conectar fibra óptica. "Luego se habla de promover la repoblación del medio rural, pero no tenemos a quien nos apoye. ¡Hay que restablecer las líneas de todos los vecinos mientras se hace la instalación!", reclama Paula González.

Los vecinos de Siones han reclamado ante la compañía telefónica y han pedido amparo al Principado. "Los pueblos son muy importantes y se promueve mucho la idea de repoblarlos, pero a la hora de la verdad estamos solos", lamenta Díez.

Compartir el artículo

stats