Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Caminos que son arte en Ribera de Arriba

Tadanori Yamaguchi usa el trazado de sendas y carreteras de la región para una obra instalada en el Ayuntamiento

Tadanori Yamaguchi y el alcalde de Ribera de Arriba. | LNE

El idilio de Tadanori Yamaguchi con Ribera de Arriba se perpetúa con una nueva obra. El artista, que ya tenía dos de sus esculturas en el edificio de usos múltiples de La Caballería, en Soto, ha incorporado una nueva obra a los fondos públicos del concejo, una pieza escultórica que ya está expuesta en el propio Ayuntamiento de Ribera de Arriba. Se trata de una esfera de mármol de Macael, tallada por Yamaguchi y situada sobre una base cúbica de metal pintado. Lo más singular es, en todo caso, la naturaleza de los perfiles tallados por el escultor sobre la esfera de mármol, ya que reproducen tramos de carreteras y sendas de la región por las que ha caminado o circulado.

"Es una pieza que comencé a hacer en 2018. Empecé con una senda por la que paso habitualmente. Miré en un mapa, cogí un tramo de cinco o diez kilómetros y lo trasladé a la piedra. Y seguí cogiendo tramos de otras sendas y otras carreteras, para ir formando un diseño armónico en la piedra", explica el artista.

La reflexión artística en torno a los caminos de Tadanori Yamaguchi comenzó como una forma de trasladar al mármol una parte sustancial de su mundo y de su día a día, pero cobró forma al comprobar las sugerentes formas que adoptaban los caminos. "Pasa una cosa muy interesante: cuando pasas, la carretera parece que está muy recta, que es muy artificial, pero en realidad está encima de la naturaleza y va adoptando una forma que es asimismo una línea natural. Eso me llamaba mucho la atención", reflexiona el artista.

Tadanori Yamaguchi y el alcalde de Ribera de Arriba, Tomás Fernández, con la escultura. | LNE

En cuanto a la llegada de la pieza a Ribera de Arriba, la iniciativa partió del Ayuntamiento y su origen se sitúa en las exitosas jornadas "Japón y España a través del arte y la arquitectura", que se celebraron el pasado mayo en La Caballería, organizadas por la Universidad de Oviedo, el Colegio de Arquitectos de Asturias y el Ayuntamiento de Ribera de Arriba. En el centro había, ya entonces, dos obras de Tadanori Yamaguchi: una esfera y un banco de granito negro de Zimbabue.

"Fue en aquellas jornadas cuando empezamos a hablar de adquirir para el concejo otra escultura de Tadanori, una esfera blanca, que teníamos previsto instalar en el jardín de la Viesca. Esa era la idea, pero él nos dijo que le gustaría que esta obra en concreto se instalase en el Ayuntamiento", explica Tomás Fernández, alcalde de Ribera de Arriba.

El regidor accedió a la petición del artista y la obra ha terminado en el vestíbulo de la casa consistorial. Pero Tadanori Yamaguchi también ha querido tener un gesto con el concejo y con el respeto que percibe hacia su persona y hacia su obra por parte del Consistorio: "Me dijo que, ya que habíamos accedido a poner esta obra en el Ayuntamiento y que ya tenemos tres obras suyas, que nos va a donar otra pieza él para la Viesca", revela Fernández.

El alcalde reconoce, además, que la intuición del artista ha sido acertada, y la obra llama la atención a todos los que han pasado por el Ayuntamiento desde su instalación, días atrás: "La gente le pasa la mano por un lado y por otro, como si fuese una bola de nieve. Les fascina. Pero es que Tadanori Yamaguchi es un crack, y la gente se queda alucinada con sus obras", sostiene Tomás Fernández.

Compartir el artículo

stats