El dinero para el nuevo centro de educación especial "no permite iniciar las obras"

Las familias de los alumnos de Latores demandan al Principado que dé "prioridad" al centro de Montecerrao y amplíe la partida para 2024

Reunión de representantes de la Ampa del colegio de Latores con el director general de Infraestructuras y Tecnologías Educativas, Julio Vallaure.

Reunión de representantes de la Ampa del colegio de Latores con el director general de Infraestructuras y Tecnologías Educativas, Julio Vallaure. / E. Peláez

La dotación reservada por la Consejería de Educación en el proyecto de Presupuesto regional para el nuevo colegio de educación especial de Montecerrao es "claramente insuficiente", asegura la Ampa (Asociación de Madres y Padres) del colegio de Latores. La aportación consignada para empezar a construir el equipamiento es de 355.000 euros. "Esta obra tiene que ser prioritaria y agilizarse lo máximo posible", destaca José Manuel de la Grana, presidente del colectivo.

Las familias de los alumnos del centro de Latores, que será sustituido por el nuevo centro de Montecerrao, llevan años reclamando celeridad debido a la "saturación" que sufren las instalaciones. Actualmente acuden 200 alumnos, con un incremento en los últimos años. A la escasez de espacio se unen la necesidad de reforma que tiene el edificio.

Aluden las familias a "una falta de planificación por parte de la Consejería de Educación, ya que pasarán no menos de tres años para que el nuevo colegio entre en funcionamiento". La cuantía incluida en el proyecto presupuestario, comenta De la Grana, "no permitirá empezar la obra el año que viene". El gobierno local echa en falta también más recursos para el proyecto. Considera Educación que "la partida recogida se ajusta al montante que se podrá ejecutar el año que viene", cuando se licitará el proyecto, que "espera recibir en breve", y se iniciarán las obras, sostiene.

La Ampa confía en que "se pueda ampliar la partida". La directiva ha celebrado en los últimos meses reuniones con todos los grupos parlamentarios para trasladarles el estado que presenta el actual inmueble y pedirles que respalden que se agilice el procedimiento para iniciar las obras lo antes posible. La construcción va con retraso y la actual consejera, Lydia Espina, apuntó días atrás a que el nuevo colegio de educación especial estará listo antes de que finalice la legislatura, aunque no concretó más.

El proyecto fue encargado a finales de febrero por el Principado y aunque el plazo apuntaba a mediados de este año para que fuese entregado el procedimiento se retrasó por un recurso administrativo. Se estima que la inversión ascenderá a los 15 millones de euros. En el centro actual hay, afirmó la Ampa, "carencia de mantenimiento". Aunque recientemente se ejecutaron obras para arreglar la cubierta y se pintaron el gimnasio y el salón de actos siguen existiendo necesidades. De ellas han informado en un escrito las familias a la Consejería. Entre ellas figuran la necesidad de actuaciones en el parking y en el patio.

En otro escrito han remitido recomendaciones para el diseño del nuevo colegio que se construirá en Montecerrao. También se ha dirigido la Ampa a la Consejería de Salud para reclamarle que dote al colegio de educación especial de Latores de un profesional de enfermería.