DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una reunión de urgencia y una advertencia: las claves del último choque del Oviedo con la Liga por el césped

El club no ocultó su malestar con la patronal, que multa a la entidad por el mal estado del verde

Mata y Tebas

Mata y Tebas

El asunto estuvo muy tenso. Lo estuvo tanto, tanto, que incluso se llegó a poner sobre la mesa la posibilidad de aplazar el partido que finalmente se disputará esta tarde en el Tartiere (16.00 horas) entre el Oviedo y el Albacete. Y es que a la problemática eterna del césped del municipal ovetense se ha sumado en los últimos tiempos un nuevo elemento: la Liga de Javier Tebas, garante de la retransmisión televisiva de los partidos y preocupada por la imagen de su producto de cara al exterior. Y un campo embarrado no engancha a los espectadores.

Por eso, el mal estado del césped azul volvió a ser materia de primer nivel en este inicio de 2021. Cómo solucionar un embrollo que parecía olvidado en los últimos meses ha sido el último choque entre el Oviedo y la Liga, dos instituciones que de un tiempo a esta parte han tenido una tensa relación desde que el club azul se plantase en 2019 y protestase abiertamente por entender que se maltrataba a sus aficionados.

Desde entonces, la necesaria convivencia ha pasado por altibajos y ha vivido en el último mes y medio varios encontronazos a raíz del citado césped. David Alonso Mata, gerente del club, se encarga de las relaciones con la Liga. De momento, se ha llegado a una especie de tregua tras el acuerdo al que llegó el Oviedo con el Ayuntamiento, propietario del estadio: el alquiler de 8 lámparas de calor que se sumarán a las 4 que ya funcionan en el Tartiere para ayudar a mejorar la hierba.

El club azul espera que sean suficientes para que el césped aguante y la Liga, de momento, se conforma. Desde el club azul no se oculta el alivio al adquirir los nuevos carros y se intenta quitar hierro a las idas y venidas con la Liga. Ahora, el asunto se ha calmado y la relación es fluida y normal, sostienen. En la Liga el cabreo fue de aúpa. En la patronal hay una persona dedicada exclusivamente a controlar el estado del césped de los estadios.

El enfado no fue tanto por el estado del césped, sino por entender que el Oviedo toreaba el problema y se perdía en evasivas. La Liga, por ejemplo, ya llegó a plantear al club azul la necesidad de alquilar más lámparas de calor a finales de diciembre. Incluso se ofrecieron a gestionar ellos mismos la operación. El Oviedo esperó, confiando en que el verde mejorase tras unas semanas con muchos partidos en el Tartiere por lo apretado del calendario. Incluso se jugó un partido de Copa ente el Llanera y el Celta, algo que en la Liga no sentó nada bien.

La patronal volvió a multar al Oviedo en diciembre tras varios meses en los que el club había cumplido rajatabla el cuidado del verde, gestionado por la empresa Jarpa.

Ante el Tenerife ya hubo incumplimientos en el reglamento de la retransmisión televisiva y contra el Mallorca se vivió el partido con más complicaciones, con el campo embarrado. Ese encuentro fue la gota que colmó el vaso para la Liga. El partido fue televisado en abierto para toda España.

La patronal advirtió: esas imágenes no podían volver a repetirse y si el club no atajaba el problema no dudarían en pedir el aplazamiento del partido. En el club azul no sentó bien esta postura y el malestar no se ocultó.

El Oviedo tenía por delante dos partidos de Liga fuera de casa y no se tomó del todo en serio la advertencia hasta el pasado sábado, cuando se convocó una reunión de urgencia en el Tartiere con el Ayuntamiento para buscar una solución sobre la bocina y calmar las aguas con la Liga. Se decidió por el citado alquiler de otras ocho lámparas, que se espera que lleguen en los próximos días.

El césped está algo mejor, pero hoy presentará un mal estado y el club ya sabe que será multado. La preocupación del Oviedo es tal que incluso el club ha consultado a otras empresas al margen de Jarpa para tener una segunda opinión sobre el cuidado del césped. De momento, el alivio se nota en el Tartiere: al menos habrá partido esta tarde.

Compartir el artículo

stats