Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ziganda pone de ejemplo a Javi Cueto y medita cambios en el once para recibir a Las Palmas

“Es maduro y tiene ganas de aprender”, dice el técnico del Oviedo sobre el juvenil | El Cuco tilda de “finales” los partidos que quedan

Ziganda, con Javi Cueto detrás y Borja Valle, tapado, en El Requexón. | L. M.

Ziganda, con Javi Cueto detrás y Borja Valle, tapado, en El Requexón. | L. M.

En una semana complicada, tras una derrota en Castellón que ha disminuido el colchón del Oviedo sobre el descenso (a cinco puntos), la atención recae en la cantera azul. Ziganda reaccionó tirando de El Requexón y reclutando al delantero Javi Cueto, que se ha entrenado estos días con el primer equipo. ¿Una semana de premio a su trabajo con el Vetusta o la preparación de un vuelco en el ataque para recibir mañana a Las Palmas? Ziganda no quiso dar pistas sobre el once, pero sí puso de ejemplo el trabajo del canterano, al que él mismo hizo debutar con el primer equipo carbayón ante el Mirandés (1-1).

“La presión tiene que ser para los delanteros del primer equipo, eso seguro. Javi Cueto es un chico al que conozco bastante y esta temporada está aportando muchísimo en el filial. Aunque es un chico juvenil, es maduro y tiene ganas de aprender. Está haciendo sus goles y es un delantero con mucha raza, que vive para el gol. Además, hace el trabajo sucio que muchas veces tienen que hacer los delanteros y que a él no le cuesta nada. Está creciendo día a día”, dijo Ziganda ayer en El Requexón. “Veremos qué decidimos el sábado (mañana)”, sentenció el navarro sobre la posible candidatura del ariete gijonés ante Las Palmas (16.00 horas, Movistar).

De momento, Ziganda ha ocultado al máximo sus cartas de cara al importante encuentro antes del derbi y el primer ensayo general está previsto para hoy en El Requexón, en el que será el último entrenamiento de la semana. No obstante, en el vestuario se barruntan cambios de cara a revertir la situación deportiva y lograr una victoria trascendental para salir de los puestos de abajo. El técnico del Oviedo tildó de “finales” los nueve partidos que quedan de Liga. “El equipo está concienciado. Nos quedan nueve finales por jugar y queda mucha tela que cortar. Hay que ir a por el siguiente partido. El otro día recibimos un golpe duro, pero tenemos que reponernos. Hay que ser consciente de la importancia que tiene el partido del sábado ante Las Palmas”.

En ese sentido, sentido Ziganda se mostró autocrítico con el momento del equipo. “Nos está faltando un poco de todo. Cuando se repiten de manera continuada las mismas sensaciones y el resultado es el mismo, algo estaremos haciendo mal”, dijo el navarro.

Sobre los puntos que podrían ser necesarios para lograr la salvación Ziganda dijo que “no he hecho cálculos, tenemos un pequeño colchón con los de abajo y solo pensamos en sacar el partido ante Las Palmas. Sería un empujón de cara a la confianza y de cara a colocarnos en los puestos de abajo”. En el aspecto deportivo, Ziganda descartó a Viti por problemas físicos y explicó la suplencia de Grippo en el Castellón. “Lo que hubiese hecho hubiese sido injusto. Lo digo siempre con los cuatro centrales: no hay un detalle técnico concreto. Nos decidimos por Arribas y Christian y no hay un motivo concreto. Tengo confianza en los cuatro, pero tienen que jugar dos”.

Compartir el artículo

stats