Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sangalli, con rotura de fibras, fuera del equipo en torno a un mes

Ziganda pierde a uno de sus puntales en el equipo | El vasco ya ha jugado de delantero, interior y extremo esta temporada

Marco Sangalli. | Irma Collín

Marco Sangalli. | Irma Collín

La sorpresa antes del partido ante el Cartagena fue la ausencia de Marco Sangalli de la convocatoria. La razón era una lesión que le había dejado KO en la última sesión antes de un choque que acabaría metiendo a los azules en la zona de play-off, el lugar donde quiere navegar el equipo. Borja Sánchez entró en la izquierda y Viti se mudó a la derecha, su posición natural. El equipo apenas notó el cambio, en el seguramente partido más completo de la temporada: 2-0. Ahora, tras las pertinentes pruebas médicas, no hay buenas noticias para Ziganda, que pierde al extremo vasco durante las próximas semanas, al confirmarse que sufre una rotura de fibras.

“El centrocampista sufre una rotura de fibras en el isquiotibial izquierdo, que le mantendrá pendiente de evolución. Marco Sangalli ya ha iniciado su proceso de recuperación”, explicó en su web el Oviedo sobre la lesión del futbolista.

Para Ziganda la lesión supone un contratiempo en sus planes, al no poder contar con una de las piezas más importantes en sus esquemas durante al menos tres o cuatro semanas. Sangalli siempre ha sido indiscutible desde que coincidiera con el Cuco en el Oviedo, hace dos temporadas. Y también lo ha sido en el inicio de la actual competición. El vasco se perdió el primer choque liguero al arrastrar una sanción de la temporada pasada, pero en la segunda fecha ya se hizo con un sitio en el once inicial, actuando como improvisado delantero.

Ante el Almería, tercera jornada, Sangalli centró su posición, para actuar en la medular junto a Jimmy y Javi Mier. Su tercera intervención se dio en Huesca, recuperando su posición más natural, abierto a la banda derecha en el 4-4-2 con el que Ziganda parece haber encontrado el camino al éxito. Tres posiciones distintas en tres jornadas, un detalle que habla de la polivalencia del donostiarra y de la importancia que le da Ziganda en sus esquemas. Siempre hay un sitio para Sangalli.

Lo que a otras alturas de la temporada podría ser un palo para el entrenador, ahora es un golpe atenuado por el buen momento del equipo, en puestos de play-off esta semana. Si hay una zona donde el Oviedo está engrasado es en las bandas, con Viti como mejor exponente de este convincente inicio de campeonato. El canterano está encontrando, ahora sí, la continuidad que le ha faltado en otras campañas y ha explotado su velocidad para provecho del equipo.

El de Laviana es hoy por hoy indiscutible, ya sea en la derecha o en la izquierda, como se vio en Huesca. Junto a él, Borja Sánchez es otro de los pilares en los planes de Ziganda, aunque en Huesca actuó en la segunda parte y contra el Cartagena estaba destinado a ser suplente pero la lesión de Sangalli le devolvió a la titularidad. Los dos, Viti y Borja, tienen todas las papeletas para repetir en el equipo inicial en Ibiza.

Pero el Cuco también maneja otras opciones, fruto de una plantilla amplia y competitiva. Erik Jirka es el recurso más empleado por el técnico para agitar los partidos. Aún no ha sido titular, pero ha participado siempre que ha estado disponible (en el choque de Huesca estaba citado con la selección de Eslovaquia) en las segundas partes. Eso sí, nunca ha pasado de los 21 minutos de los que disfrutó en el empate ante el Tenerife.

Más remota parece, de momento, la opción de Jorge Pombo. Ziganda fue claro en su última intervención, en la que aseguró que al aragonés aún le faltan entrenamientos y ritmo de juego para poder optar a colarse en el equipo.

Compartir el artículo

stats