Las estadísticas actuales muestran que la media de edad para quedarse embarazada se estabiliza algo más allá de los 31.

Y es que a la hora de decidir tener un hijo pesan, y mucho, asuntos como lograr cierta estabilidad profesional, personal y hasta emocional, lo que o hace que el momento 'ideal' de tener hijos se retrase algunos años más.

Sin embargo, a medida que avanza la edad biológica, las probabilidades de éxito para quedarse en cinta se reducen.

De hecho, las mujeres de 40 años tienen tan solo un 13% de posibilidades frente al 43% de aquellas que tienen 30, según un estudio de la Universidad de Monash.

Como explican desde la Sociedad Española de Fertilidad, con el paso del tiempo disminuye el número de los óvulos y por tanto la fertilidad. Pero no sólo es un problema de cantidad, ya que la edad también afecta a la calidad de estos óvulos.

Cuanto mayor es la mujer "los óvulos contienen cada vez más alteraciones cromosómicas que dificultan el embarazo, y por eso aumentan la probabilidad de aborto y/o enfermedades genéticas en los hijos".

35 años: ¿la edad límite para conseguir un embarazo?

"Los 35 debería ser la edad límite para tener un hijo", asegura el Doctor Adrià Moreno, de la Clínica reproductiva Fertilab. Pero esto en muchas ocasiones no es posible.

A pesar de ello, a partir de la edad límite que establece el especialista, existen algunas soluciones. La mujer puede recibir un diagnóstico precoz si no se queda embarazada durante los primeros 6 meses.

Además, existen métodos de reproducción que aseguran una mayor calidad durante la gestación, así como en los pasos previos al proceso, estudiando los diferentes factores que afectan directamente a un embarazo: edad, calidad del esperma, anatomía, etc.

La tasa de éxito de fecundación in vitro con óvulos propios en mujeres menores de 35 años ya se sitúa, de hecho, por encima del 60%.

Estos son los primeros síntomas del embarazo Pexels

Los hombres también tienen problemas para concebir más allá de los 40

Aunque el peso reproductivo que supone el proceso del embarazo suele recaer, en gran medida, sobre la mujer, no hay que dejar de lado que el reloj biológico también corre para los hombres.

De hecho, 1 de cada 3 casos de dificultades reproductivas es debido a problemas masculinos.

Según datos de la clínica de fertilidad Fertilab Barcelona, las posibilidades de los hombres de tener un hijo a través de la fecundación in vitro disminuyen aproximadamente un 4% cada año, pudiendo tardar hasta cinco veces más en conseguir el embarazo a los 40 años de lo que los llevaría a los 20.

Riesgos de un embarazo más allá de los 40

Tampoco habría que olvidar los riesgos que implica una gestación a partir de esa edad para el cuerpo de la madre y del bebé. Los especialistas enumeran algunos como:

  • Presión arterial alta durante el embarazo.
  • Sangrados y problemas con la placenta en el momento del parto.
  • Nacimiento prematuro.
  • Bajo peso del bebé.
  • Enfermedades.
  • También hay que tener en cuenta la brecha generacional que separa a los padres de los hijos y cómo afecta directamente al crecimiento del bebé.

Consejos para conseguir un embarazo más allá de los 40

La importancia de la planificación de una gestación futura, aunque sea previa a empezar el proceso, es algo que toda mujer debería llevar a cabo al cruzar la línea de los 30.

En este sentido, el doctor Adrià Moreno, presenta estos consejos para aumentar las posibilidades de quedarse embarazada:

Diagnóstico precoz. Hacer una primera revisión a los 30 años para comprobar su nivel de fertilidad en ese momento ayuda a predecir hasta qué edad puede esperar.

Ponerse en manos de un especialista reproductivo. Consultar con un especialista en ginecología y reproducción antes y durante el periodo de gestación aumenta las posibilidades de detectar cualquier inconveniente durante el proceso. Y esto es válido independientemente del método de reproducción que se esté usando.

Hábitos saludables. Este consejo es siempre válido, sea cual sea la edad de la madre o el padre. Hay que llevar una dieta equilibrada y unos hábitos saludables. No hay que olvidar que la obesidad puede ser un factor perjudicial durante el proceso. Por otro lado, algunos suplementos como la Vitamina D pueden ser de gran ayuda.

Calidad antes que cantidad. Actualmente, existen muchos métodos alternativos para ser padres. De hecho, los tratamientos de reproducción asistida aseguran un mayor éxito con cada ciclo consecutivo de fecundación in vitro, independientemente de la edad.

Tratamiento personalizado. A partir de los 38 años se recomiendan ciertos métodos que aseguran el éxito y la salud del ciclo reproductivo. Hablamos del Diagnóstico Genético Preimplantacional (PGT), una técnica en la que se recoge una muestra del ADN de los embriones humanos para seleccionar los que cumplen las características más eficaces y para detectar si existe algún tipo de patología congénita.