Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siero sigue sumando grafitis en sus calles y aspira a ser un referente en arte urbano

Los artistas SentydoArt y Gamberrarte llevan nuevas obras a la Pola, y el Ayuntamiento ya planea decorar una fachada en El Berrón

La nueva obra de SentydoArt, en un pasadizo de la calle Gran Vía, en la Pola. | A. I.

La nueva obra de SentydoArt, en un pasadizo de la calle Gran Vía, en la Pola. | A. I.

La Pola despertó ayer con otra muestra de arte urbano. SentydoArt, el misterioso pionero de los murales en la capital del concejo, completó su “Acto XV”, llamado “La Danza de la Vida”. Un mural situado en un pasadizo de la calle Gran Vía, en la zona de La Isla, que muestra dos manos esposadas, sujetando una un corazón y otra un cerebro. Acompaña el dibujo un texto sobre la disyuntiva entre los actos pasionales del alma y los razonados por la mente.

Esta obra se añade a las catorce anteriores de este mismo autor, pero también a las de otro anónimo, Gamberrarte, que también ha actuado en varias ocasiones en la capital sierense con pinturas de corte reflexivo. La última la realizada en una de las calles comerciales de la Pola, concretamente en la vía Conde Santa Bárbara, aunque ha pintado otros en el antiguo Cinema y en el parque de la Pola con motivos alusivos a la infancia.

A esta colección de obras de autor anónimo, pues solo se identifican con seudónimo, se unen en Siero los tres murales encargados por el gobierno local, dos en Lugones y uno en la Pola, con motivos ecologistas y animalistas.

Preguntado sobre el auge del arte urbano en el municipio, el alcalde, el socialista Ángel García, se muestra encantado por la nueva aparición de SentydoArt durante la madrugada y la aportación de otros autores. “Quiero agradecer a los artistas anónimos que mejoran el entorno y no estropean fachadas o vehículos con pintadas, sino que dejan su arte de regalo para la gente”, apuntó ayer el regidor. Tiene claro que, tanto estas muestras espontáneas de artistas locales, como los murales que encarga el Ayuntamiento, “tienen una acogida muy buena y están bien valorados”. Así lo demuestra su aparición en varias publicaciones de revistas que tratan el arte urbano a nivel mundial.

García prefiere no entrar en competencia con otras zonas donde se pueda apostar por esto. Asegura que los grafiti “son una parte más de la estrategia que estamos siguiendo con los carriles bici y las conexiones peatonales”. En todo caso, si ve viable que sirvan para generar interés en el concejo: “Son un emblema y ojalá sirvan para atraer a visitantes, que venga gente de fuera a verlos”.

La última creación de Gamberrarte en las calles comerciales de la capital sierense.

El desembarco del arte urbano en Siero comenzó en la Pola, de la mano de SentydoArt. Le siguió la pintura municipal encargada por el Ayuntamiento al artista “Da2.0”, en la calle Antonio Machado ,de Lugones, seguida posteriormente por el gato negro pintado por el valenciano Xolaka en la avenida Oviedo de la misma localidad.

Mientras, SentydoArt no ha dejado de salpicar las paredes de la capital del concejo con sus satíricas creaciones, en las que retrata a figuras como Picasso y Dalí elaborando un huevo pinto o realiza una reinterpretación de la Capilla Sixtina en clave de humor. También ha seguido regalando sus obras Gamberrarte, con varias pinturas en distintos puntos de la Pola.

El pasado junio, también Xolaka regresó a la capital sierense por encargo del gobierno local. Pintó una gran raposa en las proximidades del Ayuntamiento. Coincidió su presencia en Siero con la aparición de la primera obra de Gamberrarte, que colocó su primera creación, representando varias figuras de la historia del cine, en el edificio del antiguo Cinema de Siero.

Las próximas intervenciones en las paredes del concejo llegarán este mismo verano. La siguiente fachada a decorar está situada en la calle Los Laureles, de El Berrón. Por el momento, se optará por dejar en espera la posibilidad de un tercer mural en Lugones, hasta que se finalicen los anteriores.

Los expertos valoran muy positivamente esta corriente que se está generando en el municipio. Es el caso del anónimo artista SentydoArt, que apunta que“ cuentan con una impresionante e inmejorable técnica de ejecución”.

Asimismo, el más controvertido grafitero sierense entiende que “toda intervención artística de nuestras paredes y muros, la considero de una gran importancia, hasta el punto de ser las ‘prendas’ que, dependiendo de la obra y del origen motivacional del mismo, visten o desnudan a la localidad”.

Compartir el artículo

stats