Suscríbete

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alimerka se convierte, tras Amazon, en la segunda gran empresa que se implanta en Bobes

La firma asturiana ya tiene permiso para actuar en 14.000 metros cuadrados adquiridos para cubrir “necesidades futuras” que no concreta

Una zona del polígono de Bobes. | A. I.

Alimerka será, tras Amazon, la segunda gran empresa en desembarcar en el polígono de Bobes. Según ha podido saber este periódico, la firma asturiana ha adquirido dos parcelas contiguas que suman 14.000 metros cuadrados. Además, en la jornada de ayer, la Junta de Gobierno Local de Siero aprobó la licencia para que la cadena de supermercados inicie el movimiento de tierras. El plazo máximo para que comiencen los trabajos es de seis meses, el mismo periodo de tiempo que se marca para la ejecución de los trabajos. De esta manera, esta primera fase del proyecto de Alimerka en Bobes estaría concluida dentro de aproximadamente un año.

El desembarco de Alimerka en Bobes supone la segunda gran industria del que, ahora mismo, es el polígono con mayor extensión del Principado. En las últimas semanas, el gobierno local, a través del alcalde, Ángel García, había lanzado mensajes de optimismo respecto a la llegada de inversiones importantes, si bien no de la dimensión de Amazon. De hecho, García solicitó al Principado que cambie la normativa para poder desbloquear algunas inversiones pendientes.

En el caso de Alimerka, su llegada ya es una realidad. Según confirman fuentes oficiales de la compañía, ha adquirido una superficie de 14.000 metros cuadrados en Bobes. “Estará destinada a futuras necesidades del grupo que se encuentran en fase de concreción, por lo que no es posible adelantar cifras ni de inversión ni de empleo”, subrayan esas mismas fuentes.

Lo que sí hará ya la cadena de supermercados es comenzar con el movimiento de tierras. Se actuará sobre 10.028 metros cuadrados, en los que, a futuro, se construirán una o varias naves. La superficie restante, según la normativa, podría emplearse para dotar de viarios complementarios, aparcamientos, muelles de carga y descarga, casetas de control o instalaciones de depósitos destinados a completar las instalaciones.

En el proyecto presentado por Alimerka se detalla que el coste del movimiento de tierras será de 168.651 euros. A esto habría que sumar el coste de las dos parcelas. Suman, según fuentes oficiales de la empresa, un total de 14.000 metros cuadrados y su coste alcanzaría 1.470.000 euros, al precio de mercado marcado por Sogepsa, que es de 105 euros por cada metro cuadrado.

La inversión se completaría con el coste que tenga la construcción de la nave o naves que decida Alimerka.

Compartir el artículo

stats