Suscríbete

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las vigas del puente de acceso a La Fresneda sobre la AS-17 se colocan este mes

Los daños en la estructura por el impacto de un camión mantienen cortados dos carriles

La zona del cierre de la AS-17 antes del puente de La Fresneda.

Finales de mes. Ese es el plazo que maneja el Ayuntamiento de Siero para tener instaladas las nuevas vigas en el puente de acceso a La Fresneda sobre la carretera autonómica AS-17, dañado por el impacto de un camión contra la viga exterior del tablero el pasado 21 de junio. Colocar esas piezas, cuya fabricación culminará en breve, resulta fundamental para poder reabrir los dos carriles de un sentido de la vía entre Langreo y Avilés que, por cuestiones de seguridad, llevan varias semanas cortados para evitar que los vehículos circulen por debajo de la parte más dañada del puente.

Los trabajos de reparación fueron contratados por la administración municipal sierense, a cuya red viaria pertenece la carretera que pasa sobre el puente, por el trámite de emergencia y con un presupuesto de 187.750,48 euros. La ejecución no se ha iniciado a la espera de que concluya la fabricación de las vigas de tipo "doble T" que sustituirán a las que se encuentran dañadas. Como consecuencia, desde hace semanas permanecen cerrados al tráfico los dos carriles de una dirección en el tramo que va desde cerca del Llagar El Quesu hasta la rotonda que da acceso a la autovía. Se trata de una situación que ha venido generando quejas de los automovilistas, ya que los conductores que salen de La Fresneda en dirección a Oviedo o a la autovía tienen que continuar hasta Bobes para cambiar de sentido.

Impacto

El accidente que dañó el puente sobre la AS-17 se produjo el pasado 21 de junio. El impacto de la carga de un camión contra la viga exterior del tablero del puente provocó una sección del mismo y daños en otras dos vigas de la estructura.

Las labores de reparación incluyen el desmontaje de toda la zona dañada y la colocación de los nuevos aparatos de soporte, sobre los cuales apoyarán las nuevas vigas. Serán de tipo "doble T", de un metro de canto y 14,25 metros de longitud, disponiéndose la más exterior a un metro del borde del tablero y las dos siguientes a una distancia entre ellas de 1,75 metros.

Sobre estas vigas se ejecutará una losa hormigonada en el mismo lugar de la obra, para la cual se habrán dispuesto, previamente, prelosas prefabricadas a modo de encofrado perdido.

Compartir el artículo

stats