14 de abril de 2010
14.04.2010
Informe "Arqueología medieval en Asturias"

Dudas sobre la Cruz de la Victoria

La prueba del carbono 14 acaba con la tradición que dice que este venerado objeto se había realizado a partir de la cruz portada por Pelayo en la batalla de Covadonga

14.04.2010 | 21:49
La Cruz de la Victoria.

La Cruz de la Victoria no fue elaborada a partir de la que enarboló el rey Pelayo, tal y como sostiene la tradición, según la prueba del carbono 14 a la que fue sometida en un estudio dirigido por el arqueólogo César García de Castro.

Las conclusiones de este estudio de recogen en un informe titulado "Arqueología medieval en Asturias", que suscriben los arqueólogos Iván Muñiz y Alejandro García-Álvarez del Busto.

Es uno de los mitos que han caído gracias a las últimas investigaciones y que se recoge en el volumen de estos dos arqueólogos, ganadores del XIII Premio Alfredo Quirós Fernández 2008-2009, que mañana se presenta en la librería Cervantes, de Oviedo.

"Los contenidos del libro se ciñen a lo que es el panorama actual de la arqueología medieval en Asturias que es una ciencia joven pero que está avanzando a pasos agigantados", ha explicado a Efe Iván Muñiz.

El libro engloba en sus quinientas páginas todos aquellos descubrimientos de los orígenes más remotos de la arqueología medieval que se han ido realizando en las últimas décadas, que han sido las más fructíferas.

"A partir de ahí, se construye una visión, en cierta medida, novedosa sobre la edad media asturiana", ha indicado Muñiz.

El estudio huye de la "visión más conservadora de la arqueología, que a veces se entiende como una especie de cacharrología", para ahondar más en el estudio de las formas de vida y de muerte, y de producción en las aldeas de la Edad Media, ha subrayado el arqueólogo coautor del libro.

La propuesta editorial está abierta a todo tipo de público y no necesariamente al especializado en temas de arqueología, de modo que interese "a cualquier persona preocupada por su pasado".

En esa línea de trabajo, los arqueólogos se enfrentan, a veces, a su visión "más ingrata", ha confesado Muñiz, en referencia al trabajo de "matización y destrucción del mito", como el caso del referido a la Cruz de la Victoria, fruto de una investigación de César García de Castro.

"Siempre se había creído que la Cruz de la Victoria que se había formado sobre la cruz de madera que Pelayo había portado en la batalla de Covadonga, pero con las pruebas del carbono 14 se ha visto que el alma de madera se había hecho ex profeso para la Cruz de la Victoria", ha explicado Iván Muñiz.

Otro aspecto en el que hace hincapié este libro es el aislamiento que siempre se le atribuyó a la Asturias medieval, que no es tal, también es un mito que se matiza, ya que lo que se puede ver "incluso antes, es que nunca perdió de vista lo que estaba pasando tanto en la península ibérica como en Europa".

Algo que demuestran las rutas mercantiles, tanto terrestres como marítimas, que hizo de los asturianos, no sólo importadores, "si no exportadores de ideas a otras regiones, que es algo que se puede ver muy bien en toda la cultura material de la arqueología".

Los dos autores de "Arqueología medieval en Asturias", tanto Iván Muñiz como Alejando García-Álvarez Busto, están fortalecido, en cambio, otro mito: el del castillo de Gauzón, en Castrillón, cuya existencia se llegó a poner en duda.

Las sucesivas campañas arqueológicas, que dirigen ambos científicos, han permitido demostrar que, efectivamente, existió este alcázar y, de hecho, sus restos se están rescatando y visualizando sobre el terreno, en el Peñón de Raíces. EFE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014