A las cinco de la tarde, puntuales como relojes, los Reyes de España han llegado a la plaza de la Catedral de OviedoY al instante han comenzado a estrechar la mano a los miles de ovetenses que, desde tres horas antes, se han ido congregando ante la Catedral para saludarlos a todos, pero especialmente a la Princesa de Asturias, que en esta edición de los Premios que llevan su nombre pronunciará su primer discurso en público. Leonor ha recibido el cariño de los ovetenses: "Que la virgen de Covadonga te bendiga", le decía una señora de las que aguardaban entre el público. Otros, le gritaban "guapa" y "preciosa"; a lo que ella respondía con una sonrisa.

Comienzan así tres días para la historia personal de la Heredera de la Corona, que llegó vestida con un abrigo de espigas en naranja, grises y amarillos y un vestido blanco. Días muy especiales también para la historia de Asturias.

Leonor ha dado la mano a todos los que se congregaban en las vallas, engalanadas con el escudo de la Fundación que lleva su nombre. La Princesa de Asturias iba acompañada de su madre la Reina, la ovetense Letizia Ortiz, vestida de con un abrigo gris. La heredera de la Corona, muy sonriente y relajada, se ha detenido para hacerse fotos con todos los que se lo han solicitado. Había muchos niños de su edad entre los que allí solicitaban su saludo. Por su parte, la infanta Sofía, vestida en tono coral, también se fotografiaba y saludaba a todos, en este caso acompañada por su padre, Felipe VI.

Premios Princesa de Asturias 2019 | La infanta Sofía y su padre, el Rey Felipe, saludan a los asistentes a la plaza de la Catedral

La visita al interior de la Catedral duró lo previsto, unos veinte minutos. Fue entonces cuando los Reyes saludaron a los tres trabajadores de Vesuvius, encerrados en la Catedral desde el pasado miércoles y vistaron la Cámara Santa para contemplar la Cruz de la Victoria, símbolo de Asturias. La Princesa Leonor se interesó por la joya y preguntó acerca del alfa y el omega, tal como aseguró el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz. Para la ocasión, las joyas lucían fuera de la urna donde están protegidas normalmente. Mientras en el exterior, nadie se movió de su sitio para volver a ver a los Reyes a su salida del templo, momento en el que Sus Majestades escucharon el himno de Asturias interpretado por el coro de la Fundación Princesa de Asturias y se pudo ver como Leonor seguía la letra de la canción mientras la escuchaba.

Así comenzó una visita histórica. Tras saludar a las autoridades, diez minutos después de aparecer, la Familia Real entró en la Catedral por la capilla del Rey Casto. Así comenzó una visita en la que la Princesa conocerá los grandes símbolos monárquicos que atesora el templo, entre ellos la emblemática Cruz de la Victoria.

La Reina deslumbra en el Auditorio Príncipe Felipe

A las siete y media de la tarde los Reyes llegaron puntuales para presidir el concierto de inauguración de los Premios Princesa en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo. Doña Letizia desafió al frío de la tarde con un cuerpo-corsé rosa, con escote palabra de honor rematado en vistosas plumas.

El top dejaba al descubierto la torneada musculatura de la Soberana, que acompañó su outfit con pantalones negros pitillo de talle alto, con un lazo que acompañaba al corsé.

Mañana, la agenda continúa para la Familia Real. A las 11.20 Leonor y su hermana la infanta Sofía participarán en las audiencias en el Hotel de la Reconquista. Estarán acompañadas de su padres Felipe y Letizia. Toda la Familia Real recibirá a los ganadores de los premios fin de carrera de la Universidad de Oviedo, a los galardonados con las "Medallas de Asturias" y a los miembros de los dos patronatos de la Fundación Princesa de Asturias.

Ya por la tarde, a las 18.30, Leonor tomará la palabra por primera vez en la ceremonia de entrega de los galardones. Su padre el Rey Felipe VI cerrará el acto con su discurso.