Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El asturiano que vivió los "siete minutos de terror" del aterrizaje en Marte

El equipo liderado por el ovetense Tirso Velasco creó la estación meteorológica del robot explorador

Tirso Velasco, en el exterior del laboratorio de propulsión a reacción de la NASA, en California, con un rover detrás.

Tirso Velasco, en el exterior del laboratorio de propulsión a reacción de la NASA, en California, con un rover detrás.

Siete minutos de nervios, expectación y de terror. En cuanto la misión “Perseverance”, lanzada por la NASA con dirección a Marte hace ya casi siete meses, entró en la órbita del planeta rojo la comunicación se cortó. Ayer noche, el ingeniero aeronáutico ovetense Tirso Velasco seguía con especial atención la maniobra. Buena parte de su trabajo y el de su equipo –es jefe de proyecto MEDA (analizador dinámico del ambiente de Marte), para la multinacional Airbus en España– viajaba en la nave no tripulada que ayer tocó tierras marcianas.

“El viaje había sido muy tranquilo, pero esos siete minutos fueron de terror”, aseguró. Los siete minutos fueron los que tardó la nave en aterrizar. Durante ese tiempo no hubo comunicación posible. Todo salió bien. El objetivo del “Perseverance” será el de buscar trazas de vida pasada o presente en el entorno del cráter Jezero, que hace millones de años estuvo cubierto por agua, en una zona donde desemboca un río. “Probablemente el momento estelar de la misión será cuando un pequeño helicóptero se convierta en el primer objeto en volar en un planeta distinto de la Tierra”, señala Velasco. Y agrega: “Pero quizás el elemento más novedoso a bordo sea el sistema de recogida de muestras, ‘Perseverance’ será capaz de seleccionar y almacenar material de la superficie de Marte en pequeños tubos, que serán recogidos y puestos en órbita marciana por una misión posterior, y para más tarde ser llevados a la Tierra en una tercera etapa”. Se trata de una estrategia conjunta de la NASA y la Agencia Espacial Europea, a la que se ha bautizado como Mars Sample Return (Retorno de Muestras de Marte), que ya está en fase de desarrollo. Cuando las muestras lleguen a la Tierra y puedan ser estudiadas a fondo podrá tenerse evidencia de si hubo o hay vida más allá del planeta azul.

El trabajo de Tirso Velasco ha sido esencial en la misión. El Perseverance va equipado con un instrumento desarrollado en España, por el equipo que el investigador lidera. “Se llama MEDA (Mars Environmental Dynamic Analyzer – Analizador Dinámico del Ambiente de Marte), y se trata de una estación meteorológica para determinar los parámetros fundamentales de la atmósfera y entorno marciano. En otras palabras, va a medir y caracterizar el tiempo que hace en Marte en los próximos años”, explica, “esta información es importante no solo para los científicos que estudian el clima del planeta, sino también para preparar las condiciones para una posible misión tripulada en el futuro. Es además fundamental para la operación de otros instrumentos, especialmente para el despliegue del helicóptero”.

No es la primera vez que tecnología española llega a Marte. Velasco resalta que: “En 2012 se lanzó el Rover Curiosity, que lleva a bordo otra estación meteorológica, REMS, precursora de MEDA, desarrollada en España. Y en 2018 se envió a Marte la Misión InSight, que llevaba en su instrumentación sensores de viento y temperatura de REMS que no volaron en Curiosity, con el nombre de TWINS. Ambos instrumentos, REMS y TWINS, siguen funcionando y enviando datos desde entonces”. Son casi diez años en los que la tecnología “made in Spain” lleva explorando la superficie de Marte. Y lo continuará haciendo si “sobrevive” a los “siete minutos de terror”. 

Compartir el artículo

stats