Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hablan los soles asturianos en la Guía Repsol: "La clientela quiere ir más allá de la trilogía fabada, cachopo y quesos"

Esfuerzo pero también mérito y buen hacer, la receta de los hermanos Feito y Elio Fernández para colarse entre las distinciones

Iván Fernández Feito, Ca´Suso: "La clientela quiere ir más allá de la trilogía fabada, cachopo y quesos" VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Irma Collín

Toda receta lleva varios ingredientes y la que ha dado el reconocimiento culinario a los restaurantes Ca Suso (Oviedo) y Ferpel (Coaña) en forma de un sol en la Guía Repsol incluye una importante cantidad de talento, además de varias dosis de trabajo y esfuerzo, todo ello espolvoreado con mucha pasión.

“Es que esa cultura del esfuerzo y del trabajo que se vende no siempre resulta ni funciona sola. Mucha gente trabaja mucho y se esfuerza más, pero no logra el reconocimiento. Así que algo tendrá que ver el talento también”, opina Iván Fernández Feito, la mitad de Ca Suso, el restaurante que fundó con la otra mitad, su hermano Vicente, hace 15 años junto al Campillín, en la capital asturiana. La fórmula del éxito pasa por esforzarse y por entender qué quiere la gente: "La clientela quiere ir más allá de la trilogía fabada, cachopo y quesos", apunta.

El cocinero estuvo este martes en soledad al frente de los fogones, pues Vicente –que se encarga de dirigir la sala– volvía de San Sebastián de recoger la distinción, entregada la noche del lunes. Desde la capital guipuzcoana también viajó de vuelta a Asturias Elio Fernández, el otro nuevo sol asturiano de la Guía Repsol.

“El talento se cocina con esfuerzo, cuando le echas mucho esfuerzo, sale algo talentoso”, apunta el cocinero, de 37 años. El reconocimiento le llega a Ferpel Gastronómico, su restaurante de Ortiguera, después de tres años de trabajo en soledad, ya que antes de jubilarse le acompañó a los fogones su madre. De ella aprendió parte del oficio. La otra parte la aprendió, primero, en la Escuela de Cocina de Foz (Lugo) y luego por el mundo. “Viajando se aprende”, sentencia el cocinero, que absorbió conocimiento por Suiza, Francia, Galicia, Madrid, Valencia, Guadalajara... Todo para luego volver a sus raíces y abrir una nueva etapa en Ferpel, el restaurante de toda la vida de su familia al que ha añadido un apéndice con un puesto de comida para llevar en la plaza de abastos de Navia.

Por el mundo también estuvieron los hermanos Feito antes de embarcarse en Ca Suso, que en su caso vuelve a la guía Repsol, en la que ya figuró entre 2014 y 2019. “Le debemos todo a la familia Arbelaiz, en cuyo restaurante Zuberoa nos formamos”, explica Iván Feito, cuya buena mano en la cocina le viene de forma autodidacta. Su hermano Vicente se diplomó en Turismo y es de la Asociación de Someliers.

Elio Fernández, con su sol Repsol.

Elio Fernández, con su sol Repsol.

Tanto en Oviedo como en Coaña la distinción ha llegado de forma inesperada tras un año duro, difícil y de muchos vaivenes para la hostelería. “No trabajamos para lograr ningún premio, sino para resistir en una temporada que solo hemos podido trabajar apenas cuatro meses, así que ha sido una sorpresa”, admite Elio Fernández, quien al igual que los Feito considera que entrar en la Guía Repsol es más que un buen espaldarazo para atraer y fijar clientela. “Las reservas son las mismas ahora que hace una semana, porque la situación sanitaria es la que es, pero mejorará y se notan las ganas de la gente”, añaden en Ca Suso, donde Iván adelanta que las verduras de temporada tendrán un protagonismo destacado como siempre en la nueva carta.

Producto de cercanía y temporada es también el que maneja Ferpel, que afronta su 30.º aniversario –pendiente de celebrar– “con recetas tradicionales con toque moderno, pero contenido. No me gusta desviarme mucho. Cuidamos la base, la presentación, el equilibrio de sabores... Pero respetamos el producto”.

Con estos dos nuevos soles, son 23 en total los restaurantes que los lucen este año en el cielo gastronómico asturiano, que más que nunca quiere y aspira a volver a brillar con toda su fuerza. Mérito y talento no faltan.

Compartir el artículo

stats