Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Forma Antiqva” hace sonar el tesoro oculto de la Catedral

Los hermanos Zapico celebran los 1.200 años del templo ovetense con un concierto y un disco de música rescatada de su archivo

Aarón Zapico superpuesto a una partitura original del siglo XVIII del archivo de la Catedral. | FERNANDO RODRÍGUEZ

“Es tan importante como el Prerrománico o el Museo de Bellas Artes de Asturias”. Es el nivel en el que Aarón Zapico, director de la orquesta de música barroca “Forma Antiqva”, pone el archivo musical de la Catedral de Oviedo, especialmente las composiciones del siglo XVIII en el que está especializado su formación y época en la que Oviedo contó con un importante maestro de capilla, Joaquín Lázaro, que era el encargado de toda la música del templo ovetense, algo que no era nada menor: que la Catedral tenía una orquesta propia compuesta por doce músicos, cantante solista y un coro.

Zapico llevaba desde 2005 intentando sacar a la luz parte del material y ahora lo ha conseguido. Se podrá escuchar este sábado en la Catedral coincidiendo con los 1.200 años de su construcción y en un concierto enmarcado en el año jacobeo. Bajo el título de “Sancta Ovetensis”, la orquesta de los hermanos Zapico, acompañada por la soprano Jone Martínez, interpretará el sábado (20.00 horas, entradas agotadas) seis piezas vocales de Joaquín Lázaro “que van de lo patriótico a lo religioso”, explica Zapico. En el repertorio se han incluido también dos músicas de procesión, “muy interesantes” y lo que Zapico considera “la joya de la corona”, un concierto para violín, también de autor desconocido. “Es una pieza muy importante porque no recuerdo en este momento otro concierto para violín escrito en España en los siglos XVII y XVIII”, subraya el músico. Que las obras sean anónimas tiene su explicación: “Los compositores hacían las piezas para un momento concreto. Llanes, por ejemplo, encargaba a la Catedral de Oviedo música para una de sus procesiones, los compositores de la Catedral lo hacían y lo cobraban, pero no tenían esa necesidad que tenemos ahora de pasar a la posteridad”.

Aarón Zapico, en un descanso de la grabación. |  FERNANDO RODRÍGUEZ

Aarón Zapico, en un descanso de la grabación. | FERNANDO RODRÍGUEZ

Los músicos no querían pasar a la posteridad como autores, pero sí querían que lo hiciese su música. De ahí la “gran calidad” que tienen las partituras que se guardan en el archivo de la Catedral, aún pendiente de catalogar de manera íntegra.

“Es música muy interesante y muy original”, afirma Zapico. Apunta que “sería un ejercicio inútil intentar compararlo con algo, pero sí que indiscutiblemente tiene calidad para ser grabado, interpretado y difundido”, subraya.

Es lo que hará con su orquesta. Le ha costado años, pero las cosas se aceleraron recientemente. Gracias a la musicóloga María Sanhuesa, Zapico había logrado acceder al archivo en 2012 y de ahí salieron dos exitosos conciertos de “Forma Antiqva” en las catedrales de Oviedo y León. Aquello fue una pequeña muestra de todo lo que se conserva en el templo ovetense y ahora, también con María Sanhuesa en su equipo, se inicia el camino de la recuperación de ese corpus musical.

Partitura original del siglo XVIII del archivo de la Catedral. | FERNANDO RODRÍGUEZ

Un día clave fue el pasado 6 de octubre de 2020. Los hermanos Zapico presentaron en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA su último disco, “Basset”. En un momento de su intervención Aarón dijo: “La música del archivo de la Catedral es de caer para atrás”. Al acabar el acto, el director general de Cultura del Principado, Pablo León Gasalla, presente en la sala, se dirigió a Aarón Zapico para interesarse por la cuestión. “La intervención de aquel día y un reportaje posterior en este mismo periódico lo aceleraron todo”, celebra el director de “Forma Antiqva”. El proyecto cuenta por tanto con la colaboración del Principado pero también del Ayuntamiento de Oviedo y, cómo no, con el cabildo de la Catedral.

Un momento de la grabación en el Auditorio. | Fernando Rodríguez

Una discográfica alemana distribuirá la música ovetense

La agrupación musical “Forma Antiqva”, dirigida por Aarón Zapico, ha crecido estos días hasta los 20 componentes para la grabación del disco “Santa Ovetensis”, con piezas rescatadas del archivo de la Catedral. La discográfica alemana Winter & Winter, con la que trabajan los hermanos Zapico, distribuirá en todo el mundo la música de la grabación que se está realizando en el Auditorio Príncipe Felipe. Llegará a Japón, Estados Unidos e Hispanoamérica. “La música de la Catedral de Oviedo estará en el mismo catálogo que Bach, Beethoven o Haydn”, destaca Aarón Zapico.

Compartir el artículo

stats