Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tibieza y decepción en Asturias tras la conclusión de la última cumbre del clima

Los expertos admiten la dificultad de conciliar sostenibilidad y desarrollo y abogan por más investigación para abaratar las energías limpias

Cumbre del Clima de Glasgow. Reuters

Los acuerdos adoptados en la Cumbre del Clima (COP26) celebrada la semana en la ciudad escocesa de Glasgow han sido acogidos con tibieza, cuando no con decepción, por los interesados en la lucha contra el calentamiento del planeta y los procesos de transición energética. También en Asturias, donde el Principado trabaja en el diseño de una Estrategia de Acción por el Clima. Economistas, ecólogos y ecologistas, y también empresarios aprecian la dificultad de adoptar medidas concretas, aunque coinciden en que es urgente hacerlo, e insisten en buscar fórmulas para conciliar la sostenibilidad y el desarrollo económico.

“Mientras el desarrollo se entienda como disponibilidad de bienes no hay nada que hacer”

Ricardo Anadón - Catedrático emérito de Ecología

decoration

El catedrático emérito de Ecología de la Universidad de Oviedo Ricardo Anadón entiende que las perspectivas no son buenas. “Teníamos que bajar en 2030 a la mitad de emisiones y ahora hasta ese año podrán incrementarse hasta el 30 por ciento”, objeta, y eso sobre el papel, porque el ecólogo asturiano cree que la subida será mayor. “Hay mucha desigualdad entre países. Hay algunos que en el cómputo global emiten mucho, como China, pero donde las emisiones per capita no son muy importantes”, explica.

El problema radica, según Ricardo Anadón, en hacer compatible desarrollo y sostenibilidad. ¿Cómo exigir a la India, en plena expansión económica, que interrumpa ese proceso y como plantear a sus ciudadanos que no pueden acceder a los mismo bienes que los europeos y los estadounidenses?”, explica. “Mientras el desarrollo se entienda como un incremento de la disponibilidad de bienes no hay nada que hacer”, dice.

“Hay planes para cerrar las térmicas en Asturias, pero por ahora solo son eso, planes”

Fructuoso Pontigo - Portavoz de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

decoration

Los países desarrollados tienen que hacer renuncias, más banales, desde luego, como disminuir el uso de vehículos particulares y abandonar cierto modelo de turismo. “Hay que llegar a un acuerdo de como se reparten las cargas”, afirma. En cuanto a España y Asturias, entiende que los planes de transición a energías limpias “no son lo suficientemente ejecutivos”.

Para Fructuoso Pontigo, portavoz de la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies, la cumbre de Glasgow ha supuesto “una decepción más”. Pontigo lamenta que India y China hayan bloqueado el acuerdo para reducir el uso de combustibles fósiles y que no se haya asumido el compromiso de compensar a los países pobres para facilitar su acceso a energías sostenibles. “Asturias es la primera comunidad española en emisiones de CO2, las centrales de Aboño, la Pereda y Soto de Ribera queman carbón. Vamos hacia una política más sostenible, Asturias ha mejorado, pero sigue estando por encima de la media en España, que es de los países de la Unión Europa que más CO2 emite”, argumenta Pontigo. Admite que hay planes para cerrar las térmicas y explotar nuevas energías, pero “por ahora son solo eso, planes, no hechos concluyentes”.

“Tendremos que hacer de la necesidad virtud, el proceso es tan necesario como imparable”

Alejandro Díaz - Empresario, presidente del grupo Baldajos

decoration

Francisco González, catedrático de Economía Financiera y Contabilidad de la Universidad de Oviedo, advierte de que “ninguna cumbre va a encontrar la solución o el cambio definitivo para revertir el cambio climático”, así que “hay que seguir trabajando”. Él prefiere incidir en lo que ha dejado de positivo: “Ha habido consenso a la hora de reconocer que se había avanzado poco, una mención a los combustibles fósiles, apoyo a los países que requieren de estos combustibles para su desarrollo, un acuerdo entre China y Estados Unidos por el que China en 2030 alcanzará el techo de sus emisiones”. “Hay un conflicto entre reducción de emisiones y desarrollo económico”, añade. “Cuando renunciamos al carbón y a las térmicas se encarece la electricidad. Hay que seguir investigando para que las energías renovables o limpias no sean caras”, explica. “En Asturias se están cerrando las térmicas y eso nos encarece la electricidad, los costes de luchar contra el cambio climático se pagan ahora y los beneficios se ven a largo plazo”, explica, y no todo el mundo lo entiende.

“Hay un conflicto entre reducción de emisiones y desarrollo económico”

Francisco González - Catedrático de Economía Financiera

decoration

Alejandro Díaz, presidente del grupo Baldajos, que tiene entre sus empresas una de alquiler de vehículos eléctricos, “tiene la impresión de que estas cumbres sobre el clima “no pocas veces tienen más valor por lo que contribuyen a concienciar que sobre lo que acuerdan en concreto. La falta de compromisos de países determinantes y la falta de capacidad para asumirlos de aquellos que aún se encuentran en vías de desarrollo, son un lastre demasiado importante”. “Tendremos que hacer de la necesidad la virtud pues estamos ante un proceso tan necesario como imparable”, agrega, respecto a la transición energética.

Cofiño: “La región tendrá una transición energética justa”


El vicepresidente y consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño, sostiene que la Estrategia Asturiana de Acción por el Clima, que se aprobará el año que viene, sentará las bases para la consecución de la neutralidad climática la región en 2050. Cofiño, que ayer compareció en la Junta General del Principado a petición de Podemos, aseguró que su Ejecutivo establecerá “medidas de transición energética justa, de rehabilitación de edificios, de movilidad sostenible o de economía circular”. Además de la reciente declaración de la situación de emergencia climática, Cofiño indicó que el Principado está adoptando medidas “encaminadas a asumir objetivos ambiciosos en materia de mitigación y adaptación al cambio climático”. El Principado promoverá “una transición ecológica justa e inclusiva de todos los sectores que contribuyen al cambio climático, con la planificación de medidas que mejoren la resiliencia regional”. Para el Gobierno asturiano, subrayó el Vicepresidente, las políticas para combatir el cambio climático son prioritarias, junto a las que promueven la transformación digital.

Nueva chimenea de Arcelor

Aunque en su opinión Asturias necesita de fuentes de generación de energía eólica, Cofiño prometió que no se instalarán parques eólicos ni marinos en zonas protegidas de la región. El Vicepresidente defendió la eficacia de los planes de calidad del aire desarrollados en Asturias y anunció que Arcelor ha presentado una propuesta un nuevo plan de inversiones enfocado a la mejora de la calidad del aire, que incluye la construcción de una nueva chimenea de 60 metros de altura para el sistema depurador secundario del sínter B, que permitiría una dispersión de partículas menos contaminante. “El cambio climático global es una realidad cuyos efectos, perceptibles ya en nuestro entorno más cercano, suponen uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta la humanidad”, admitió el vicepresidente del Principado.

Compartir el artículo

stats