Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

España Vaciada

Zamora: el territorio que más rápido se vacía de toda España

El Consejo Económico y Social de Castilla y León advierte de “las dinámicas demográficas regresivas” en la zona fronteriza con Portugal y reclama políticas adaptadas a la realidad

Una familia, en un pueblo de Zamora. | EMILIO FRAILE

El Consejo Económico y Social de Castilla y León (CES) considera necesaria la puesta en marcha de una estrategia conjunta de las comunidades autónomas más afectadas por la despoblación para luchar contra este problema que amenaza la supervivencia de sus comarcas: “Hay que dar una respuesta integral que abarque todos los ámbitos y que promueva un modelo de gobernanza compartido en el que participen las administraciones con competencias”, explicaron desde la institución en un informe anual en el que prestaron especial atención a la realidad demográfica de las nueve provincias.

Aquí, Zamora aparece como el territorio que más rápido se vacía de toda España, una realidad a la que el CES tampoco es ajeno: “Toda estrategia debe contemplar soluciones también autóctonas”, remarcaron desde el Consejo, ante las circunstancias de determinadas zonas particularmente dañadas por la despoblación y el envejecimiento, como ocurre con las comarcas rayanas con Portugal.

Dinámicas regresivas en la frontera

Precisamente, la cuestión fronteriza copó parte de las reflexiones publicadas en el informe anual del CES: “Estos territorios sufren dinámicas demográficas regresivas, y revertir esta situación es clave”, advirtieron desde el Consejo, antes de añadir: “Se necesita revitalizar estos territorios, fijar población y reducir su vulnerabilidad demográfica social y económica”.

Para el CES, ese cambio en la inercia del oeste de la provincia de Zamora pasa por “políticas y estrategias adaptadas a estos territorios que permitan aprovechar el impulso de los planes de reconstrucción europeos”.

Además, desde el Consejo instaron al Gobierno a “desarrollar plenamente” la Estrategia Común de Desarrollo Transfronterizo, aprobada en el año 2020 en la cumbre hispanolusa de Guarda, y a “establecer una agenda estratégica de cooperación, con el objetivo de superar los contextos negativos y convertir el área transfronteriza entre España y Portugal en un espacio de desarrollo dentro de la Península Ibérica, algo para lo que también reclamaron la participación de la comunidad autónoma.

El cierre de oficinas bancarias agrava la crisis de los pueblos

El Consejo Económico y Social de Castilla y León (CES) trasladó este jueves su preocupación por la “creciente desaparición” de oficinas bancarias, una situación que afecta especialmente al medio rural y que “agrava la situación de muchos pueblos que disponen cada día de menos servicios básicos”. Desde la institución, añadieron que estos territorios cuentan con “una población envejecida y, en general, con pocas competencias digitales para afrontar las nuevas exigencias que se les quieren imponer” en su día a día.

Con este panorama, el Consejo ve necesario que las administraciones públicas con competencia en la materia adopten “medidas con carácter urgente” para paliar esta situación, especialmente al tratarse “de un servicio prioritario”. “No se puede olvidar que el acceso al dinero en efectivo, además de mantener la economía en el medio rural, constituye un derecho por el que deben velar las administraciones públicas”, indicó el CES en este informe en el que reconoció la digitalización bancaria como “un proceso necesario y positivo para el usuario”, ya que reduce costes y agiliza procesos.

Dicho esto, el CES insistió en que este proceso se debe acometer “partiendo de la idea de no dejar a nadie fuera del sistema sin acceso a los servicios bancarios”, a lo que añadió que el cierre de sucursales va acompañado de nuevos procesos de regulación de empleo, “con nuevos recortes de plantillas y cierre de oficinas”, una cuestión que está afectando especialmente a Zamora.

El informe pide ventajas por la producción de energías renovables en el territorio

El Consejo Económico y Social (CES) de Castilla y León abogó por la implantación de un modelo fiscal diferenciado que reconozca el hecho de que la comunidad es un productor excedentario en España de energía, especialmente renovable, otra cuestión en la que Zamora se halla particularmente afectada. Para el CES, este hecho diferencial debe reconocerse a través de “una fiscalidad favorable para personas y empresas que se establezcan en el medio rural, donde se genera una buena parte de esa energía”.

A juicio del órgano consultivo, esta medida “actuaría como un factor de discriminación positiva para afrontar el reto demográfico y la despoblación”. “La producción eléctrica en Castilla y León, especialmente de carácter renovable, es muy superior a sus necesidades y esto genera un excedente que aporta al conjunto nacional sin recibir a cambio contraprestación alguna”, argumentó el CES para urgir que se abra el debate.

Además, el Consejo hizo un llamamiento para que se fije un calendario de revisión de las políticas fiscales que sirvan para combatir la falta de armonización fiscal interterritorial. Al respecto, recordó que la disminución del número de las bases imponibles, derivada de forma importante de la COVID-19, la deslocalización de beneficios por el efecto sede, así como la movilidad geográfica de individuos por razones fiscales siguen siendo “temas sensibles”.

En definitiva, el órgano consultivo de Castilla y León apeló a configurar una agenda fiscal “moderna, participada y de consenso” para hacer frente a los retos económicos, sociales, digitales y ecológicos del futuro.

Compartir el artículo

stats