Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 12% de los casos de maltratadas tienen en Asturias una valoración de riesgo medio o alto

Asociaciones de mujeres piden al Ministerio que se revise la valoración de peligro que hace el sistema VioGén, reclamación que secunda la directora de Igualdad

Un agente de la Policía Nacional y un trabajador de la funeraria llevan el cuerpo de una de las víctimas de ayer de Valladolid. / | E. P.

El penoso inicio del año en lo que a violencia de género se refiere está obligando al Ministerio del Interior a revisar la situación y el sistema de seguimiento integral de los casos de violencia de género (VioGén), creado en 2007 por la Secretaría de Estado de Seguridad. Un sistema que tiene recopilada, desde entonces, la información de casi 713.000 casos y que ha evaluado el riesgo de más de 636.000 víctimas para determinar la protección que necesitan.

En Asturias las víctimas que ya están en ese sistema son unas 14.800, que han dado lugar a casi 17.000 casos (ya que hay mujeres que tienen abiertas más de un expediente). El 2022 acabó con 1.681 casos activos en el año de los que solo 200 tenían una valoración de riesgo media, y 9 una valoración alta, lo que supone el 12,3% de todos los casos. Ninguna mujer tenía valoración extrema de peligro, y el mayor grupo, casi 800 casos, se saldaron con una calificación de riesgo "no apreciada". El 87,4% de todos los casos asturianos tenían esa valoración de "no apreciada" o de riesgo "bajo".

Pero las asociaciones de mujeres han mostrado su convencimiento de que ese sistema no está siendo todo lo efectivo que debería ser y que una de sus lagunas, o donde no estaría afinando lo suficiente, es en el análisis de riesgo que se hace de cada caso.

Lo decía también, en términos parecidos hace unos días, la directora de Igualdad del Principado, Nuria Varela. "Hay que mejorar el VioGén; no solo en la valoración del riesgo general, sino que creo que hay que darle una revisión en profundidad para ver desde qué punto de vista se analiza ese riesgo. Hay que hacer trabajo sobre los datos que tenemos, estudiarlos a fondo y contrastarlos. Vigilar antecedentes y cruzar datos", expresó Varela. El ejemplo doloroso lo tiene Asturias muy cercano. " El último asesinato que tuvimos, tanto la víctima como el agresor estaban en el VioGén por parejas anteriores", incidió Varela.

Lo cierto es que el sistema al que ahora se mira con más intensidad fue un mecanismo pionero del Ministerio del Interior que detalla el trabajo que deben realizar las fuerzas de seguridad para investigar cualquier caso de violencia de género, su obligación de denunciarlo de oficio si cuentan con indicios suficientes, aunque la víctima no lo haga y la necesidad de realizar un análisis pormenorizado de los riesgos para determinar el nivel de protección.

Con toda la información recopilada e incluida en el Sistema VioGén, este asignará un nivel de riesgo –"no apreciado", "bajo", "medio", "alto" o "extremo"–, que podrá ser modificado al alza por los agentes si lo consideran necesario para proteger mejor a la víctima. El resultado se comunica al juzgado y al fiscal en un informe automatizado que se incluye en el atestado policial.

Según el protocolo actualizado en 2019, al presentarse una denuncia o tener conocimiento de un caso, se procede a identificar a víctima y agresor y a consultar el sistema por si estuvieran ya dados de alta. Cada nivel de riesgo lleva aparejadas medidas policiales específicas de aplicación obligatoria e inmediata.

Interior ha detectado, gracias al análisis de los datos que hace del sistema, que hay un tipo de agresores especialmente peligrosos. Los "persistentes", que son aquellos que maltratan a varias mujeres a lo largo de sus vidas. Son alrededor del 20% del total de agresores y con cada nueva víctima aumenta la gravedad de sus agresiones. Ayer en Valladolid se dio uno de esos casos letales de un "persistente".

Apuntes del sistema VioGén


  • España. Creado en 2007, el sistema VioGén tiene abiertos expedientes sobre más de 725.000 casos, aunque el número de víctimas es menor: 636.000
  • Asturias. El acumulado de Asturias es de 16.933 casos totales desde 2007, con 14.824 víctimas. El 2022 se cerró con 1.681 casos activos y 15.000 inactivos
  • Nivel de Riesgo en Asturias. Sobre los casos activos del pasado año, en 793 no se apreció riesgo; en 679 el riesgo fue bajo; en 200 casos el riesgo valorado fue «medio» y en 9 casos «alto». No se consideró que ninguna víctima tenía riesgo «extremo».
  • Asturias: especial relevancia. Desde 2019 el VioGén ha inscrito 640 casos de Asturias como de «especial relevancia, con menores a cargo y en situación de vulnerabilidad o riesgo».
  • Policía/Guardia Civil/ Policía Local. El CNP tenía, a finales del año pasado, 27.406 casos activos bajo su supervisión en toda España; la Guardia Civil, 30.816; Las Policías Locales asturianas tenían 473 casos de los cuales en 222 no había apreciación de riesgo; en 194 el riesgo es «bajo»; en 54 casos el riesgo es «medio» y en 3 casos es «alto». 

Compartir el artículo

stats