El Arqueológico suma dos piezas andalusíes de la época fundacional del reino de Asturias

El precinto y el candil fueron donados por Tawfiq Ibrahim, miembro de la Real Academia de la Historia, al museo, al que sitúa entre "los mejores de España"

Tawfiq Ibrahim, junto a las dos piezas donadas; abajo, el precinto y el candil.

Tawfiq Ibrahim, junto a las dos piezas donadas; abajo, el precinto y el candil. / Diego Fernández

El Museo Arqueológico de Asturias ha incorporado a su colección dos piezas andalusíes de época omeya que se corresponden con el momento fundacional del Reino de Asturias. Son un precinto de plomo de recogida y reparto de botín de guerra de la época de la conquista de la península ibérica y un candil califal de piquera en bronce, que han sido donados por Tawfiq Ibrahim Bottos, miembro de la Real Academia de la Historia y una autoridad de referencia mundial en numismática omeya, emiral y califal.

El acto de entrega se celebró ayer y contó con la presencia del director general de Acción Cultural y Normalización Lingüística, Antón García, la directora del Museo de Arqueología, María Antonia Pedregal. Ambos acompañaron a Tawfiq Ibrahim, que adquirió las piezas en subastas con la intención ya entonces de que acabasen en el Museo Arqueológico.

Pedregal destacó la "relevancia" de la donación ya que "este tipo de piezas hasta ahora no existían dentro de la colección, de origen andalusí y que al mismo tiempo tienen vinculación con la historia del origen del Reino de Asturias al ser de la época en la que se está gestando". Del candil remarcó su "gran interés artístico". Además, aunque "según las fuentes documentales sí debieron de existir en los reinos del norte peninsular en poder de las aristocracias tanto eclesiástica como civil, pero que en realidad no tenemos ninguno", apuntó la directora del Museo Arqueológico.

El precinto de plomo corresponde a la subdivisión administrativa de Al-Hurr Ibn Abd al-Rahman al Taqafi (716-719), tercer gobernador de al-Andalus y contemporáneo de la rebelión de Pelayo. El estudio de este tipo de piezas por parte de Tawfiq Ibrahim y su colega francés Philippe Sénac, ha renovado la interpretación de la conquista omeya de la península ibérica, al permitir corroborar la efectiva ocupación del territorio y la modalidad jurídica de la misma. El candil califal en bronce está fechado en el siglo X y presenta un magnífico estado de conservación, tiene una decoración incisa y punteada en el embudo y el asa, que se compone de los habituales anillo y placa calada que imitan la cola de un ave.

Tawfiq Ibrahim elogió el Museo Arqueológico de Asturias, que es "uno de los mejores de España junto al de Alicante", y abrió la puerta a más donaciones si encuentra piezas interesantes en otras subastas. Respecto a la batalla de Covadonga, afirmó que "no pudo ser en ese momento, tuvo que ser más tarde si es que hubo". Antón García agradeció la donación de las dos piezas, que "son fundamentales por lo que representan en el contexto histórico".