13 de diciembre de 2016
13.12.2016

El Sporting no vuela en Primera

Los rojiblancos cierran 2016 con una única victoria a domicilio que lograron en Mestalla el 31 de enero por la mínima y con un gol de penalti - Desde el ascenso a la máxima categoría, los de Abelardo sólo han conseguido encadenar dos victorias en una ocasión a finales de enero pasado

13.12.2016 | 02:10
El Sporting no vuela en Primera

Los números son alarmantes. La inercia también. Es cierto que el nuevo sistema ha traído algo de luz al juego del Sporting, pero no esconde la delicada situación en que se encuentra el equipo, que ha sumado únicamente 12 puntos sobre 45 posibles y ha ganado sólo un partido de los últimos doce. No es de extrañar, por tanto, que el Sporting encadene ocho jornadas (sobre las quince disputadas) en puestos de descenso. Los datos son la consecuencia, lo complicado es detectar las causas que han llevado al equipo a esta situación y lograr corregirlas. Abelardo ya ha probado con distintas alineaciones y hasta ha cambiado el dibujo táctico, con lo que ha conseguido una mejoría evidente, aunque el balance del Sporting de los tres centrales es de una victoria y dos derrotas.

Encadenar dos victorias. Algunos problemas del Sporting no comenzaron esta temporada. Desde que consiguió el ascenso a la máxima categoría, el equipo de Abelardo sólo ha conseguido en una ocasión encadenar dos victorias consecutivas. Sucedió a finales de enero pasado, cuando los rojiblancos rompieron una de sus rachas más negativas con una goleada (5-1) a la Real Sociedad en El Molinón. Al partido siguiente, los rojiblancos ganaron en Mestalla (0-1). En una temporada y casi la mitad de otra, el Sporting no ha vuelto a conseguir hilar dos triunfos. Hay un pequeño matiz: los rojiblancos ganaron al Villarreal (2-0) en el último partido del curso anterior y comenzaron este ejercicio con una victoria en El Molinón (2-1) ante el Athletic, pero no se computa al ser dos temporadas distintas.

El lastre a domicilio. El Sporting no gana fuera de casa desde que el pasado 31 de enero derrotase al Valencia en Mestalla (0-1) con un gol de Sanabria de penalti. Han pasado ya once meses sin victorias a domicilio. El Sporting encadena quince partidos lejos de El Molinón sin conseguir el triunfo. La victoria en Mestalla será el único triunfo del Sporting como visitante en todo el año 2016. Éste tampoco es un problema nuevo. En toda la temporada anterior, los rojiblancos sólo ganaron tres partidos a domicilio en todo el ejercicio. El ya citado, al Espanyol (1-2) y al Deportivo (2-3). Es decir, que desde el último ascenso, el Sporting ha disputado 27 partidos fuera de casa de los que sólo ha logrado ganar tres.

Errores puntuales a coste elevado. El Sporting está pagando esta temporada un precio muy elevado por errores puntuales que ya se han llevado algunos puntos importantes. El más reciente es el fallo de Cuéllar en Éibar, pero también sucedió algo parecido con el penalti marrado por Duje Cop en el Santiago Bernabeu, el innecesario penalti cometido por Amorebieta en Vigo o la pobre actitud defensiva de Carmona en Riazor.

Las acciones de estrategia. Es un asunto repetido al que no se consigue poner coto. Durante toda la temporada, el Sporting está sufriendo un calvario en las estrategias defensivas. El nuevo sistema utilizado por Abelardo con tres centrales, dio algo más de poderío aéreo al equipo, sin embargo ante el Espanyol el Sporting volvió a sufrir. El gol de Caicedo estuvo mal defendido y David López ya había cabeceado anteriormente un córner con bastante peligro. Esta mala defensa se completa con otro problema que viene arrastrando el equipo durante todo el curso y es la gran cantidad de faltas innecesarias que concede el Sporting en posiciones de riesgo. Los dos factores unidos han terminado por ser un pesado lastre para el equipo.

Dos goles en contra por partido. A pesar de que ha mejorado las prestaciones defensivas con el nuevo sistema, el Sporting es uno de los equipos más goleados de la categoría (30), únicamente superado por Granada (31) y Osasuna (32). Un elevado promedio de dos goles en contra por partido que explica sin lugar a dudas la mala situación del equipo. Este promedio empeora de forma evidente el de la temporada anterior, en la que el Sporting logró salvarse en la última jornada. El pasado curso, los rojiblancos recibieron 62 goles en los 38 partidos de Primera, lo que arroja un promedio de 1,63 por encuentro.

Peor que la temporada anterior. Las comparaciones con la temporada pasada son inevitables. El Sporting de hoy está peor clasificado y tiene menos puntos que el equipo de los guajes. A estas alturas de la campaña anterior, los rojiblancos sumaban quince puntos por los doce actuales y ocupaban la décimo quinta posición. Bien es cierto que sólo tenían una ventaja de un punto con los puestos de descenso.

Y sin embargo, no se descuelga. Las mejores noticias para el sportinguismo han llegado de otras latitudes. Los problemas no son algo exclusivo del Sporting. En líneas generales, la puntuación de los últimos clasificados es más baja que en la temporada anterior. Esto facilita que, a pesar de haber ganado sólo un partido de los últimos doce, los rojiblancos ocupen puesto de descenso por su mal coeficiente de goles, ya que tienen los mismos puntos que el Valencia. Las dificultades compartidas por otros equipos mantienen vivo al Sporting.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook