Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ricardo León: “Djuka es la gran amenaza de las defensas de Segunda”

“En pandemia y sin acceso a los estadios, en las secretarías técnicas se buscan jugadores a través de la televisión”, afirma el exrojiblanco

Ricardo León, en su etapa como sportinguista. | LNE

Ricardo León, en su etapa como sportinguista. | LNE

Sabe lo que es Gijón y el Sporting y a su vez forma parte del engranaje de un Tenerife en busca de reconquistar su sitio en Primera División. Ricardo León (Los Realejos, Santa Cruz de Tenerife, 8-2-1983) forma parte de la secretaría técnica del rival de mañana del Sporting, club en el que militó entre 2011-13 en la que fue su primera y única experiencia profesional lejos de su tierra. No fue la mejor de su carrera, pero dice no arrepentirse. Centrocampista creador, ahora construye equipos y ve a los rojiblancos con muchas opciones de ascenso.

El partido. “Viene un equipo muy fuerte, con las ideas claras. Se está mostrando sólido en defensa y ataque. Llevamos una racha buena en casa de no perder, va a estar bastante disputado. Será un encuentro difícil para los dos. Hay que intentar contrarrestar las virtudes del Sporting y aprovechar las nuestras”.

Djuka, la amenaza. “Es la gran amenaza para nosotros y para todas las defensas de Segunda División. Ahora le están llegando los goles, además del trabajo que siempre aporta. Tenemos que tener bien vigilada a la principal baza del Sporting, aunque no es solo él. De medio de campo para arriba, el Sporting tiene jugadores de bastante nivel. El último tropiezo que han tenido (la derrota ante el Mirandés) no es significativo”.

El valor del Heliodoro. “Nuestra baza es la seguridad que tenemos en casa, donde en los últimos partidos son casi todo victorias. La llegada de Ramis al banquillo nos ha dado una fortaleza y una solidez en defensa que esta categoría es fundamental. El equipo ha mostrado capacidad para solucionarlo y además en ataque hemos sabido aprovechar nuestras oportunidades, conservando la ventaja en partidos en los que fuimos capaces de adelantarnos. Hemos encontrado un estilo de juego”.

Ascenso posible. “El Sporting tiene mimbres para poder conseguir el ascenso, pero ahora es tiempo de que el equipo piense en quedar lo más arriba posible. Si logra el play-off va a ser un rival duro. Creo que tiene muchos argumentos para salir adelante en las eliminatorias. Es un equipo con personalidad y con un entrenador que sabe lo que quiere”.

Gijón y un golpe. “En mi paso por el Sporting tiene un valor importante la lesión que sufrí nada más llegar. Manolo (Preciado) y Emilio (de Dios) hicieron un gran esfuerzo para llevarme a Gijón. En pretemporada, durante un partido ante el filial, sufrí un golpe en la cabeza (fisura en el seno frontal del cráneo). Estuve hospitalizado y, después, dos o tres meses sin poder tener contacto con el balón. Cuando cogí la dinámica del equipo echaron al entrenador y vino Clemente. Después, todos sabemos lo que pasó (descenso)”.

Ricardo León, en el banquillo del Tenerife. | CDT

Segundo año sin continuidad. “En mi segunda temporada en el Sporting empecé jugando con Manolo (Sánchez Murias), pero una vez que se cambia otra vez de entrenador y llega Sandoval, ahí no tengo protagonismo. Al siguiente verano decido salir. No me arrepiento de la decisión de venir a Gijón. Al contrario. Mi ilusión era máxima cuando firmé. No cambiaría nada a posteriori. Ese verano, después de comprometerme con el Sporting, tuve llamadas de algún club de Primera y del Dépor, al que acababa de llegar Oltra”.

Carmona, un amigo. “De mi etapa en el Sporting solo sigue Carmona. Buena gente. Mantengo con él una gran amistad. Hicimos grupo con David Rodríguez”.

En crisis, cantera. “El fútbol tiene que aclimatarse a las limitaciones económicas actuales y una de esos caminos ha sido el de mirar más a la cantera. El último ascenso del Sporting se consiguió con un 90% de gente de cantera y este año va por el mismo camino. Eso también intentamos aquí. La cantera canaria es una escuela de mucha calidad. Hay que trabajar, y competir. Pueden salir muchas cosas buenas. Hay que tener paciencia”.

La tele, refugio del ojeador. “Es mi cuarta temporada en la secretaría técnica del Tenerife. Cuando colgué las botas fue porque se ofreció esta oportunidad. No quería salir de la isla por temas familiares, y esto me permitía seguir ligado al fútbol y tener estabilidad. Antes viajaba mucho para ver fútbol. Ahora, en pandemia, sin acceso al público en los estadios, potenciamos seguir jugadores por diferentes plataformas. La televisión o programas como wyscout son ahora nuestras herramientas”.

Compartir el artículo

stats