Así deciden los árbitros acciones como el gol del Cartagena: del "ponme un plano corto" al "slow motion"

López Toca tuvo acceso a una toma para observar el momento exacto del pase del gol que acabó con la derrota del Sporting

FC Cartagena vs Real Sportin Gijon Liga 2 Division Spain

FC Cartagena vs Real Sportin Gijon Liga 2 Division Spain

Ángel Cabranes

Ángel Cabranes

"Ponme un plano corto". Cuatro palabras para salir de dudas. El polémico gol del Cartagena que acabó costando al Sporting la derrota en Cartagena se dio por válido tras la intervención del VAR, corrigiendo el fuera de juego pitado por López Toca. LA NUEVA ESPAÑA ha consultado cómo se resuelven estas situaciones de fueras de juego "por milímetros" a fuentes vinculadas al colectivo arbitral. Hay tres claves: la imagen en detalle del momento del golpeo (que sólo vio el árbitro), la posibilidad de disponer de tecnología slow motion (no disponible en Cartagena) y el ángulo de la cámara para tirar las líneas de fuera de juego.

Desde el colectivo arbitral se es claro: el fuera de juego es o no es, no hay lugar a grises. En base a ello, se apoyan en la tecnología y medios disponibles para resolver las dudas en situaciones como la vivida el pasado sábado en la visita de los rojiblancos al Efesé. Unos medios que no son exactamente los mismos en todos los campos y puede llevar a condicionantes. En situaciones como la del gol del Cartagena, al plano largo que ven en televisión los espectadores se adjunta a los colegiados un plano corto. Ellos mismos son lo que primero que solicitan cuando van al VAR. Es ahí donde se observa con detalle "el momento exacto del golpeo de balón" para valorar si a partir de ahí hay o no fuera de juego.

En cuanto a los medios disponibles, la calidad de la imagen varía si en ese partido hay cámaras de tecnología slow motion, o no. El slow motion permite ver la acción de manera "más limpia", con todo detalle de la acción del golpeo. Se puede parar de manera más nítida y exacta en el momento en el que se produce el pase, como en el caso de la jugada en la que Héctor asiste a Juan Carlos Real. De no tenerla, en los planos "sobre todo largos", es característico observar que el balón acabe algo difuminado al golpear, como ocurrió en el caso del partido del Sporting en Cartagonova. Con todo, se insiste en que ahí radica la importancia de disponer del plano corto adicional para ser más exactos, el que suelen estar reservado a los colegiados en la mayoría de ocasiones.

Otro debate está en cómo se tiran las líneas en base a una perspectiva marcada por el tiro de la cámara disponible. Ahí el colectivo arbitral se ajusta a las herramientas que tienen disponibles, sabiendo que la cámara nunca va a poder, o al menos es complejo, que se encuentren posicionadas en una ubicación que asegure captar al cien por cien todas las acciones. Por número de cámaras disponibles en los campos, y que varía en función de la categoría, y por su posicionamiento. El debate, a pesar de la ayuda de la tecnología, parece que seguirá abierto.