El Sporting presupuesta unas pérdidas de 5,8 millones para el actual ejercicio: así ha sido la Junta de Accionistas

"El ascenso es algo con lo que tenemos que soñar y trabajar y que puede tener una implicación en las cuentas", destaca Alejandro Irarragorri, que deja abierta la puerta a una nueva ampliación de capital

Celebración de la Junta de Accionistas del Sporting

Celebración de la Junta de Accionistas del Sporting / Rsg

Pablo Antuña

Pablo Antuña

El Sporting presupuesta unas pérdidas de 5,8 millones para el actual ejercicio 2023-2024. Así lo ha trasladado el Consejo de Administración del Sporting en la Asamblea General de Accionistas, celebrada esta mañana en El Molinón, en la que se anunció que el club baraja con un escenario en el que aumentará la cifra de negocio en un 18 por ciento, de 15,4 a 18,4 millones, con un balance presupuesto de 22,6 millones de ingresos, pero el balance negativo de 5,8 millones viene dado por unos gastos previstos de 28,2 millones.

La Junta de Accionistas, presidida por Alejandro Irarragorri, presidente del Consejo de Administración, que estuvo acompañado también por los consejeros Alfonso Villalva y Martín Hollaender, contó con un 86,81% del capital social presente. Se aprobaron por unanimidad todos los puntos del orden del día, entre ellos las cuentas del ejercicio 2002-2003, que se cerraron con unas pérdidas de 5,1 millones de euros.

De cara al presupuesto para este ejercicio 2023-2024, el club muestra un escenario en el que aumenta los ingresos por socios de 3,874 a 4,848 millones, por competiciones (mejor clasificación) de 1,567 a 1,728 millones, de ticketing y publicidad de 3 a 4,9 millones.

Alejandro Irarragorri, presidente de la entidad, reconoció durante su intervención y a preguntas de accionistas que “hemos invertido una gran cantidad de dinero en el acondicionamiento de los campos de juegos”, y desveló sobre El Molinón que “no sabíamos que el campo estaba inclinado 1,7 grados de derecha a izquierda, esto tenía una incidencia en lesiones musculares, campo sedimento y duro, que no beneficiaba la forma de juego que queríamos”.

También se refirió al futuro económico de la entidad, cuestionado sobre la necesidad de si el balance negativo obliga en un futuro a vender jugadores. “Los números son claros, con las pérdidas que tenemos, el enfoque es que a través de la generación de ingresos los resultados puedan ser más positivos. Depender de esta parte de transferencias de jugadores tiene que tener dos motivos, tener el cartel más nutrido, y la otra a contribuir a cuentas de resultados, pero no como una misión, no creo que dependamos de eso, sino de la capacidad de generar ingresos y reducir ese desequilibrio”, comentó Irarragorri, que también dejó abierta la puerta a otra solución: “Seguramente si no es posible, tendremos que hacer nuevas aportaciones de capital”. Asimismo también reconoció que un posible ascenso a Primera allana el camino a no tener que vender jugadores: “La posibilidad de ascender es algo con lo que tenemos soñar y trabajar todos los días, y que puede tener una implicación diferente en las cuentas de resultados”.

Respecto a la candidatura mundialista y la reforma de El Molinón, Irarrragorri insistió en que solo barajan ese escenario de ser sede, para llevar a cabo una reestructuración, de la que no dio más detalles, y sin dejar claro si se acometerán mejoras en caso de que no salga adelante: “La idea es aprovechar esta gran oportunidad que nos brinda que España sea una sede mundialista. Insisto, estamos enfocados y trabajando completamente en ello, pero después si eso no se da, tendremos que ver otro ángulo y sentido la posibilidad de mejorar la estructura del estadio”.

Asimismo se aprobó el nombramiento de BDO Auditores como auditores de la sociedad para los tres próximos ejercicios. “Es mejor incrementar la capacidad y sofisticación para una firma internacional, para tener un mejor control de la normativa europea”, justificó el club.