20 de agosto de 2019
20.08.2019

Dos investigadas por la agresión que llevó a la UCI a una estudiante de MIR en el Xiringüelu

Las implicadas, veinteañeras residentes en Soto del Barco y Avilés, deben declarar ante el Juzgado de Pravia, donde hay abiertas unas diligencias por un delito de lesiones

20.08.2019 | 00:29
El último Xiringüelu.

Dos jóvenes veinteañeras están investigadas en relación a la agresión sufrida por la estudiante de MIR Claudia F. P., de 23 años y residente en Piedras Blancas (Castrillón), en el Xiringüelu de Pravia, el pasado día 4. Esta joven ingresó en la UCI del HUCA con lesiones en la cabeza y la espalda. Las implicadas son C. G. C., residente en Soto del Barco, y H. S. A., avilesina, que habrían participado presuntamente en la agresión.

Según indicaron fuentes del entorno de Claudia F. P., ésta salió en defensa de una amiga a la que una joven habría agarrado del pelo. Pero la estudiante de MIR recibió varios golpes y, según ha trascendido, hasta mordiscos.

La joven, una brillante estudiante de Medicina, fue trasladada al HUCA al haber perdido la sensibilidad de parte del cuerpo, lo que hizo temer que sufriese alguna lesión importante. Permaneció en la UCI pocos días antes de pasar a planta al mejorar su estado. El Juzgado de Pravia ha abierto diligencias por un presunto delito de lesiones. A las dos implicadas se les tomó manifestación en calidad de investigadas la semana pasada, según fuentes cercanas.

Nada más conocer el incidente, los agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Oviedo tomaron declaración a los testigos de los hechos. Este fue el incidente más grave registrado en la fiesta del Xiringüelu, donde se produjeron al menos trece agresiones o conatos de peleas, que la Guardia Civil pudo abortar merced a un sistema de videovigilancia con cámaras instaladas en puntos estratégicos del recinto. Además se abrieron más de un centenar de actas por tenencia y consumo de drogas, aunque las cantidades incautadas fueron mínimas. No obstante, sí se encontró una gran cantidad de óxido nitroso, el llamado gas de la risa. Además, media docena de personas fueron identificadas por espiar a parejas.

El del Xiringüelu fue el último de una serie de graves incidentes registrados en el ámbito festivo. Poco tiempo antes se había producido la muerte del cudillerense David Carragal, tras recibir una patada y caer contra el suelo durante una discusión tras las fiestas de La Florida. El jefe superior de Policía llegó a pedir entonces un poco de mesura en las celebraciones festivas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído