Una investigación desvela la mentira de Gabriela Guillén tras la prueba de paternidad de Bertín Osborne: esta es la realidad

"No se puede vivir así, a ella le va a costar una enfermedad"

Una investigación desvela la mentira de Gabriela Guillén tras la prueba de paternidad de Bertín Osborne: esta es la realidad

Una investigación desvela la mentira de Gabriela Guillén tras la prueba de paternidad de Bertín Osborne: esta es la realidad

Tres días después de que Bertín Osborne sorprendiese en su reaparición en Alicante asegurando que está "hasta los huevos" de la televisión y que su retirada de la pequeña pantalla está cerca para volcarse en la música, que es lo que realmente le divierte, sale a la luz el nuevo proyecto televisivo del presentador.

Y es que lejos de 'jubilarse' a sus 69 años, el cantante estaría negociando su participación en la próxima edición de 'Masterchef Celebrity'. Tal y como desvela 'Lecturas', el ex de Fabiola Martínez es consciente de que a raíz de su polémica paternidad es uno de los personajes del momento y habría pedido una gran cantidad de dinero para ponerse el delantal y convertirse en el fichaje estrella del talent de TVE.

Una información que afecta indirectamente a Gabriela Guillén, ya que por lo que parece, está aprovechando el tirón mediático de los últimos meses -ya que Bertín está en el ojo del huracán desde que salió a la luz el embarazo de la modelo- para aumentar su ya multimillonario patrimonio.

Un regreso a televisión por todo lo alto sobre el que la madre de su presunto bebé -que ya ha interpuesto la demanda de paternidad contra él, por lo que el artista será citado próximamente para someterse a las pruebas de ADN- prefiere no decir nada.

Con mala cara y un rostro más serio de lo habitual, Gabriela ha guardado silencio y ha dejado en el aire qué le parecería que Bertín aprovechase su 'guerra mediática' para convertirse en nuevo concursante de 'Masterchef'.

La prueba de paternidad

Todas las pruebas apuntan a que el cantante es el padre, pero, precisamente esta, confirma todo. Y es que Bertín Osborne, a través de su cuenta de Instagram, publicó un video el 15 de julio defendiendo a Gabriela Guillén. “Las consecuencias todos lo sabéis, consecuencias que ella y yo no habíamos previsto. No se puede vivir así, a ella le va a costar una enfermedad. Dicen que me ha querido cazar, no es verdad, las relaciones son de dos. A mí no me engaña ya nadie, ella no me ha querido cazar, no ha sido mi rollete, yo no he estado con nadie más”, afirmaba con rotundidad Bertín Osborne en la grabación.

De esta forma, parece que se va aclarando uno de los grandes temas de los últimos meses. Bertín Osborne ha borrado el video para no dejar rastro en sus redes sociales, pero el juez cuenta con la prueba, que puede inclinar la balanza a favor de Gabriela Guillén. Si esto se consigue, el siguiente paso será que el cantante se someta a una prueba de ADN para determinar de una vez por todas si es o no es el padre.

Investigación sobre su pasado

Ni es colombiana ni es fisioterapeuta. Todos creían saber quién era Gabriela Guillén cuando se dio a conocer por su relación con Bertín Osborne, sin embargo, nadie la conocía de verdad. En ese momento ella se presentó en ‘Así es la vida’, contaba que tiene 36 años, que es de Paraguay y se mudó a España con 18 años. Nos contaba que tiene un negocio de estética pero 'Así es la vida' ha indagado en su vida y ha descubierto que no ha sido tal y como nos ha contado...

Gabriela se trasladó a España apenas cumplir la mayoría de edad para cumplir sus ilusiones: quería estudiar odontología, unos estudios que combinó con la moda, otra de sus grandes pasiones y llegó a cursar modelaje. Sin embargo, pronto vio truncado sus sueños dado que tuvo que dejar sus estudios de odontología por cuestiones económicas. Fue entonces cuando descubrió su pasión y su actual modo de vida: la estética. Asegura que es la directora de MGG Beauty, se declara orgullosa de lo que ha conseguido además de amante de la formación continua. Sin embargo, ‘Así es la vida’ ha investigado sobre su vida y ha descubierto que la realidad no es como ella la cuenta. Según esta investigación, Gabriela no tiene ninguna empresa registrada a su nombre. Se supone que su centro de belleza está en la Calle Noviciado, pero allí solo encontramos una peluquería y, en el interior, nos cuentan que tiene una cabina de estética.

Además, ella asegura que la formación es una de sus pasiones pero posa con un diploma y, mirando en el centro que imparte estos estudios, vemos que se trata de un evento que se cursa en tan solo dos días.

Indagando, el programa ha descubierto que ha sido administradora única de otra empresa. Fue de septiembre de 2018 hasta junio de 2019 y se trata de una sociedad que nada tiene que ver con la estética sino que se dedicaba a la prestación de servicios de consultoría financiera y de negocios. Después de ella aparece como administrador único un empresario suizo.