Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias, un paraíso natural que busca sus mariposas

La región alberga más de 140 especies, siendo el Parque de Somiedo el lugar ideal para avistarlas, sobre todo durante el verano, por lo que ya hay empresas que lo ofertan como atractivo

Uno de los expertos asturianos, buscando mariposas en Picos.

Uno de los expertos asturianos, buscando mariposas en Picos.

A los osos asturianos les ha salido competencia: las mariposas. Si avistar plantígrados está de moda en la región por el tirón que tienen las excursiones para lograr verles en su entorno natural, a la vista del aumento de la población osera, quién dice que no ocurra lo mismo con insectos tan delicados y vistosos como las marioposas. Porque potencial, Asturias, lo tiene.

La región acoge el 60 por ciento del total de las mariposas de la península ibérica y Baleares. Y el parque natural de Somiedo es su templo. Así que ya hay quien está aprovechando esa circunstancia para ofrecer excursiones guiadas.

Javier Pedrosa es uno de los grandes expertos en la materia de la región y, mediante la empresa Geoface, organiza salidas comentadas a uno de los hábitats ideales para estas especies, en Somiedo. "Las mejores jornadas para fotografiarlas son los días soleados y cálidos. Y en escecial aquellos en los que no hay viento", avisa el especialista.

Mariposa Aglais Urticae en el Parque Natural de Somiedo

Mariposa Aglais Urticae en el Parque Natural de Somiedo Geoface

Las mariposas se caracterizan por sus dos pares de alas membranosas, cubiertas por escamas, y por su proceso de metamorfosis (huevo, oruga, crisálida e imago) además de por ser bioindicadores, es decir, organismos que nos indican cómo está cambiando el hábitat. Son especies con poblaciones distribuidas de forma muy variada, ya que algunas son muy comunes y otras son mucho más escasas. Esta diversidad hace que haya algunas especies que vuelan a lo largo de todo el territorio asturiano, mientras que las más difíciles de avistar, solo lo hacen bajo unas condiciones concretas.

Las mariposas, tal como explica Pedrosa, pueden ser tanto diurnas como nocturnas, pero la mejor época del año para su observación es la temporada estival, entre principios de junio y finales de agosto. Así que los turistas de verano están en buena época.

Uno de los habitáculos que se usan para la observación.

La razón de que el Parque Natural de Somiedo sea el templo de las mariposas en Asturias es porque presenta una topografía abrupta y marcada por sus desniveles. En consecuencia, las condiciones climáticas varían en distancias muy reducidas, teniendo tanto temperaturas medias, como precipitaciones o distintas duraciones de la cubierta de nieve. Además, allí conviven diferentes formaciones vegetales, en función de los usos del suelo que se han hecho, aunque la mayoría de mariposas se encuentra en bosques cerrados, brezales, enebrales y prados, cuenta de forma muy didáctica el experto.

Mariposa Erebia Triaria sobre una flor en el Parque Natural de Somiedo Geoface

En Somiedo, están presentes tanto los suelos básicos como los ácidos, acogiendo así a diferentes mariposas con requerimientos específicos. Según Javier Pedrosa, "las especies más buscadas en las excursiones son Carcharodus flocciferus, Parnasius apollo, Iphiclides podalirius y Papilio machaon".

Las visitas guiadas que organiza Geoface, combinan la observación de mariposas con el senderismo, siguiendo un recorrido que comienza por la mañana en media montaña, en un entorno hecho a las necesidades del hombre (con sus huertos y prados cercados). La visita continúa ascendiendo hacia paisajes diferentes, ya ubicados en la alta montaña y con menor influencia de la acción humana. Allí, en las praderas alpinas y en torno a las 12 del mediodía, arranca el grueso de la experiencia con las mariposas. Mediante la fotografía y los cazamariposas, las especies son identificadas y observadas detenidamente, antes de ser liberadas y devueltas a su hábitat.

Para Pedrosa, además de identificar las mariposas e inmortalizar bonitas estampas, “el principal objetivo de las excursiones es sensibilizar a los participantes sobre la gran importancia que los insectos tienen en los ecosistemas”, más aún cuando Asturias es líder en albergar unas llamativas especies que, definitivamente, son mucho más accesibles de lo que parecen.

Compartir el artículo

stats