DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Desgraciadamente, no está de moda ser una persona confiada"

"Lo que está ocurriendo en Cataluña me parece algo que realmente no está sucediendo en nuestro país"

"Desgraciadamente, no está de moda ser una persona confiada"

"Desgraciadamente, no está de moda ser una persona confiada"

El actor malagueño Fran Perea protagoniza en el teatro "El ciclista utópico", obra de Alberto de Casso que trata de escrutar la condición humana y el profundo e intrincado laberinto de las relaciones personales. Bajo la dirección de Yayo Cáceres, Perea y Fernando Soto protagonizan este montaje que arranca con un accidental atropello. Un hecho que resultará trascendental para ambos implicados: el que provoca el accidente y el accidentado.

- En esta obra se mete en la piel de Manuel, un urbanita que se tropieza con un hombre del campo completamente opuesto a él y que le acaba haciendo la vida imposible.

-Manuel es un urbanita que se ha ido a vivir al campo y que se encuentra con este personaje, Acebal (Soto), que no sabemos muy bien de dónde ha salido y que es el reverso de la moneda. De pronto se genera una relación muy turbia entre ellos bajo la palabra amistad.

- ¿Es común que los amigos se conviertan en el reverso tenebroso de la vida de uno?

-Efectivamente. Además, creo que esa es la reflexión que hace esta función, que se pregunta hasta dónde podemos abrir la puerta de nuestras intimidades y nuestro ámbito privado.

- Lamentablemente, es muy frecuente verse traicionado por las amistades. ¿Cree que el mecanismo de autodefensa que nos hace desconfiar de la gente tiene como objetivo evitar salir dañados, decepcionados, defraudados...?

-Sí. Nos hemos vuelto desconfiados y en seguida nos saltan las alarmas. Aunque no exista maldad en un comentario o un hecho, nosotros siempre lo valoramos y ponemos en duda. Desgraciadamente, no está de moda ser una persona confiada.

- La función se desarrolla en un escenario rural. ¿Cree que en los pueblos o las pequeñas localidades pervive más la confianza hacia el vecino?

-Puede ser. La verdad es que no había hecho esta reflexión, pero puede que sí. Aunque habría que preguntarle a Alberto de Casso. Pero sí, puede que se haya llevado la historia al campo porque allí las puertas de las casas siempre están abiertas. También favorece que la historia ocurra en el campo en que se puede focalizar más, no hay tanta distracción sobre la acción.

- La obra pivota sobre el enfrentamiento de dos personas muy distintas. En España también estamos viviendo actualmente muchos enfrentamientos. ¿Es el entendimiento y el diálogo son el único camino para alcanzar una solución?

-Sí, claro. No puedo desvelar el final de la historia. No quiero hacer spoiler. La gente tendrá que venir a averiguar qué pasa al final con estos personajes. Lo que sí puedo decir, y esto sí creo que tienen en común con lo que está pasando, es que no va a haber un final esperado.

- ¿Cómo vive todo lo que está pasando en Cataluña?

-Parece que es algo que no está ocurriendo en nuestro país.

- ¿La elección de esta obra, el tercer montaje de Feelgood, persigue la filosofía de la compañía de hacer un tipo de teatro que provoque la reflexión y el debate?

-La idea es ésa. Quizá esta obra no tenga la complejidad de La estupidez, pero sí que tiene esa carga que nos gusta que tengan los textos, con trasfondo y que a veces incomodan al espectador para provocar esa reflexión posterior.

- ¿Cómo está siendo el aterrizaje de "Souvenir", su primera obra como director, en Madrid?

-Ha ido muy bien. La del pasado domingo fue una función muy bonita a la que acudieron muchos amigos y el equipo del Teatro Cervantes. Ha sido muy bonito. Y ahora estará en cartel hasta noviembre. Madrid es un muy buen escaparate para la posterior vida del espectáculo.

- Seguro que la obra se perfecciona y crece cada vez que se representa...

-Sí. Además yo he estado presente en todo el proceso. Les he dejado algunas funciones libres, pero soy muy pesado...

- ¿Se ha convertido en un director pesado?

-Sí, me he vuelto un director pesado nada más empezar. Como ahora también soy productor, pues he estado presente en las ferias de Palma del Río y Huesca. Y de cara a Madrid queríamos presentar la obra lo mejor posible. Ahora les dejo que ellos vuelen libres y que empiecen a disfrutar y asentar la función.

Compartir el artículo

stats