Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Melendi explica su rifirrafe con un vigilante

“Simplemente hubo un pequeño desajuste en primera fila, y yo a lo mejor salté de manera demasiado efusiva”

Arriba, Melendi en Salamanca. Abajo, un momento del encontronazo grabado en vídeo.

Arriba, Melendi en Salamanca. Abajo, un momento del encontronazo grabado en vídeo.

P. GONZÁLEZ

Melendi explica su rifirrafe con un vigilante

“Ha sido un comportamiento ejemplar el de todos los asistentes a esta gira y también el de todos los cuerpos de seguridad”. Con estas palabras hizo referencia el cantante asturiano Melendi en Salamanca al incidente ocurrido en su concierto en Alicante.

El concierto de Melendi del pasado viernes en Alicante tuvo una interrupción atípica. En un momento de la actuación, el artista bajó del escenario y se encaró con uno de los miembros del personal de seguridad que trabajaba en el recinto. “¡Que no se coge a la gente, gilipollas!, ¡que no se toca a la gente”, gritaba notablemente enfadado el músico asturiano a uno de los vigilantes mientras el increpado se encogía de hombros.

Parte del personal retenía al cantautor y le echaba para atrás, al tiempo que indicaban a su compañero que abandonara la zona para evitar más complicaciones. Así fue la parte central del incidente, recogido en vídeo y compartido en redes sociales. La escena acaba con un enorme aplauso de los asistentes al concierto, que celebran la intervención de Melendi. “Vete para allá, idiota”, se escuchó decir al músico en el último momento.

El incidente se hizo viral en las redes sociales y causó mucho revuelo en los medios de comunicación. Por ello, el asturiano quiso excusarse en su recital del sábado en Salamanca. “Simplemente hubo un pequeño desajuste en primera fila, que a mí no me pareció del todo bien, y yo a lo mejor salté de manera demasiado efusiva”, explicó Melendi, cuyo discurso fue recibido por una ovación del público.

“De todas maneras, que esto no empañe esta maravillosa gira”, remató el cantante asturiano.

Compartir el artículo

stats