Si hay un alimento versátil, es el aceite de oliva virgen extra (AOVE). No solamente se ha revelado como un producto saludable para freír o para añadir en crudo a ensaladas y platos de todo tipo, sino que también se hace un hueco en otros ámbitos menos conocidos como la coctelería o incluso para elaborar postres, helados, smoothies.

El AOVE puede contribuir a dar esos toques dulces, picantes, almendrados o amargos que sorprenderán a los paladares más exigentes… Mil y un matices que no dejarán indiferente a nadie. (Cómo hacer gazpacho en 10 minutos).

El chef Ortega propone para estos días, una propuesta de helado arriesgada, pero con la que seguro sorprenderás a tu familia e invitados.

Ingredientes:

  • 100 gramos de AOVE
  • 40 gramos de chocolate amargo
  • Sal

Elaboración:

Hacer helados de aceite de oliva es sencillo. Hay que congelar el aceite en pequeños moldes para hacer helados (si son de tamaño bocado, mejor). Una vez que esté congelado, a la hora de servir se empana el bloque de aceite en el chocolate rallado y se culmina con unos granos de sal. La propuesta del chef para rematar es ponerlo sobre una tosta.

Es una receta arriesgada pero muy refrescante y sana. (El brownie que lo tiene todo: sabroso, fácil de hacer y no engorda.)