Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Fernando Rodríguez

"Estamos cansados de que la locura se banalice", reclaman desde la Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Asturias

Una decena de personas con enfermedad mental acuden cada semana a los talleres de arte terapia que ofrece AFESA

“Estamos cansados de que la locura se banalice”, denuncia Beatriz Pantiga desde la sede de la Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental de Asturias (AFESA) de La Corredoria. Padece una enfermedad mental y acude de manera intermitente a diferentes actividades y terapias para mantener “el pensamiento ocupado, así como el espíritu activo”. Desde ahí denuncian el estigma que pesa en torno a los trastornos psíquicos: “Putin es una persona mala, pero no esta loca. Algunos, –más de los que quisiéramos– estamos locos pero no por eso somos malos”. Nadie, afirma la trabajadora social de esta delegación de Oviedo, María Jesús González, está libre de encontrarse en una situación como esta: “Un tercio de la población padece problemas mentales o los padecerá”. Por eso, flaco favor hacen los medios, la campañas publicitarias e, incluso, la propia sociedad cuando marginan cuanto consideran diferente sin sentarse a conocerlo, afirman diferentes integrantes de la fundación. 

Compartir el artículo

stats