Segundo parto por sorpresa en el propio domicilio en menos de mes y medio.

A las once de la noche de ayer, domingo, una vecina de Selorio (Villaviciosa) dio a luz en su casa a una niña con la ayuda del personal de urgencias de Atención Primaria (SUAP) de la zona. Posteriormente, fue trasladada por una UVI móvil al Hospital de Cabueñes (Gijón), donde madre e hija evolucionan de manera satisfactoria.

Este caso guarda muchas similitudes con el acontecido el pasado 2 de diciembre, cuando una mujer alumbró también a una niña en su domicilio de Lugones (Siero) a las diez de la noche.

Anoche, cuando el vehículo medicalizado y los sanitarios del SAMU llegaron a la casa de la mujer, la niña ya había venido a este mundo. Como en el caso de Lugones, en la UVI móvil fue posible preservar el contacto “piel con piel”, práctica que se considera muy beneficiosa para el desarrollo del bebé en los primeros meses de vida. El personal del SAMU empleó un “transwarmer” (pequeña manta de calor) para evitar la hipotermia.