Muy capaces para enseñar

Los maestros discapacitados exigen que se aplique el cupo legal que les reserva un porcentaje de al menos el 7% de las plazas de interinos y que no se está cumpliendo

08.08.2015 | 05:31
Covadonga García, ante la Consejería de Educación.

Las últimas oposiciones a maestro en el Principado se han convertido en la chispa que ha encendido la indignación los profesores discapacitados. Tras la publicación de las listas, este colectivo denuncia que no se han respetado las plazas de reserva para discapacitados que la ley recoge. "Quieren que enseñemos inclusión a los niños, pero ellos no nos la aplican", se lamenta Daniel Alonso, uno de los afectados, organizados en la asociación Maestros Capacitados, creada tras constatar esta exclusión en las oposiciones. Este colectivo se siente desamparado y, ante todo, con ganas de trabajar de una vez.

La normativa regional obliga a la administración a reservar al menos un siete por ciento de las plazas para discapacitados en las distintas convocatorias de empleo. Sin embargo, en la reciente publicación de las listas de profesores no existe dicho cupo, denuncian los maestros discapacitados.

Maestros Capacitados ha emprendido una ardua lucha por el reconocimiento del llamado cupo de reserva. Se han reunido con sindicatos y fuerzas de todos los colores: PP, Podemos, Izquierda Unida, Foro Asturias y Ciudadanos. El PSOE aún no les ha recibido y siguen a la espera de reunirse con el consejero de Educación, que tampoco ha contestado a sus quejas. "Estamos abiertos al diálogo", comenta Rubén Barcia, miembro de la asociación. Sin embargo, a pesar de su predisposición, reconocen que tienen prisa en la aplicación del decreto. "Tenemos hasta el 14 de agosto, que es cuando salen las listas definitivas. Vamos a contratiempo", reconoce Daniel Alonso, otro de los asociados. "Los partidos políticos, en principio, se han comprometido con nosotros", afirma Covadonga García, otra integrante. Todos los partidos y sindicatos consultados han aceptado la reivindicación, pero desde la entidad, esperan que no se quede todo en papel mojado.

García resalta la importancia de las plazas de reserva como un método de integración en el mundo laboral de las personas discapacitadas. Pero también, destaca su valor para la vida diaria. "Esto no es sólo para nuestra vida profesional, también para nuestro día a día", declara. La vida cotidiana les resulta una lucha constante contra miles de obstáculos, por ello reclaman una pequeña facilidad a la hora de encontrar un empleo. "Los discapacitados tenemos derecho a trabajar y necesitamos que nos faciliten el acceso, no queremos vivir de pensiones", se lamenta Mari Carmen Feito, afectada y unas de las socias de Maestros Capacitados.

La ley no recoge excepciones, lo que significa que el cupo de reserva es para todos los discapacitados que se presenten a una oposición convocada por la administración regional. Pero, si no se ha cumplido la ley con los docentes, es posible que no se respete tampoco en otras futuras oposiciones, como las de sanidad o justicia, por ejemplo, denuncian los miembros de Maestros Capacitados. "Esto no afecta sólo a los maestros, afecta a todos", mantiene Feito. "Nosotros sólo somos la punta de lanza. Si no solucionan este problema, no tardará en afectar al resto de empleados públicos, sean del sector que sean", alertan.

La entidad de maestros insiste en que su intención no es quitar las plazas al resto de aspirantes a la oposición, simplemente buscan el reconocimiento de su derecho. "No tenemos intención de quitar plazas a nadie, tan sólo pedimos que se aplique el decreto", recalca Feito. También manifiestan su apoyo al resto de aspirantes no discapacitados, ya que las oposiciones han sido germen de otras controversias. "Todos estamos afectados por la chapuza de oposiciones que se han celebrado", expresa Alonso. "Nos solidarizamos con el resto y esperamos que ellos hagan lo mismo", añade.

Los maestros discapacitados no comprenden por qué no se ha aplicado el decreto cuando "está clarísimo y no da lugar a diferentes interpretaciones". Los que conforman este colectivo lo achacan a desconocimiento por parte del Gobierno. "Creemos que no se aplica por desconocimiento y por la escasez de empleo público que se ha ofertado", aclara Feito.

Daniel Alonso explica que se empezaron a organizar como colectivo a raíz de los problemas con las oposiciones de la especialidad de Infantil, donde no había plazas para discapacitados. "Logramos una después de insistir mucho", subraya. "Empezamos a buscar apoyo legal y encontramos este decreto, que no se está cumpliendo", comenta. El afectado anuncia que otras comunidades cuentan con un decreto semejante y se aplica con toda normalidad.

Estos docentes no dejarán de luchar, y menos ahora que cuentan con el amparo de una ley. Como dicen ellos: "Llevamos toda la vida peleando".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine