De Asturias a dormir bajo la lluvia

La mayoría de los saharauis acogidos en verano por familias asturianas han perdido sus casas por las inundaciones de los campamentos

22.10.2015 | 07:39
Una de las casas afectadas por las inundaciones en los campamentos saharauis.

Durante todo el verano han jugado en parques, piscinas, playas y visitado casas consistoriales de toda Asturias, pero estos días muchos de ellos duermen directamente bajo la lluvia y "lo han perdido todo". Esta es la situación que relatan, con preocupación, los responsables de la Asociación Asturiana de Solidaridad con el Pueblo Saharaui, y algunas de las familias que han participado en el programa "Vacaciones en Paz", que acoge cada verano a niños de los campamentos de refugiados.

De los 250 niños que pasaron el verano en Asturias, 85 son de Dajla, el campamento más afectado, donde un 80 por ciento de las viviendas se han hundido, con todo su contenido, bajo las intensas lluvias. "Las casas son de adobe, barro secado al sol, y la lluvia las ha afectado muchísimo, así que muchas familias lo han perdido todo", resume el presidente de la asociación, Alberto Suárez Montiel. El segundo campamento más afectado es el de Auserd, de donde procedían 45 de los escolares que pasaron los meses de verano en Asturias.

La situación en los campamentos de Argelia hizo crisis el lunes por la noche, según cuenta Paula Bernardo, coordinadora del programa de vacaciones para Oviedo. "Nuestro niño, Saad, de 12 años, que ha pasado con nosotros cinco veranos, lo ha perdido todo, aunque por suerte sus padres han podido rescatar algo de comida. Otras familias no tienen absolutamente nada", asegura. Su familia ha vivido la situación "con mucha preocupación". "El lunes hablé con Saad a las cinco y a las nueve de la noche. Llovía mucho, pero la casa resistía. El martes por la mañana, su madre me dijo que habían perdido la casa. Se cayó durante la noche, que pasaron al aire libre. El niño me dijo que ellos pudieron dormir algo, pero que sus padres se pasaron todo el tiempo vigilando. Les han evacuado a una zona más alta, de dunas, que ellos llaman la montaña, y el Ejército de Argelia ha instalado jaimas colectivas. El problema es que sigue lloviendo, y no se pueden evaluar los daños hasta que no pare. Todos los niños de Dajla con los que hemos podido contactar están igual, lo han perdido todo. A otras familias no hemos podido localizarlas".

Dylsia de la Cera ha acogido a cuatro niños durante los últimos años, y los tres con los que mantiene contacto están bien. "Son de El Aiun, que no es el campamento más afectado, pero estamos preocupados, porque no ha dejado de llover, y no sabemos qué va a pasar".

Alberto Suárez Montiel destaca que la crisis de las inundaciones se une a otra crisis anterior, de suministros, debido a los recortes. "Les falta comida y material escolar, estábamos haciendo una campaña, y ahora esto", lamenta. La coordinadora estatal de Amigos del Sáhara ha abierto la cuenta del Banco Sabadell ES84-0081-0655-63-00013515 40 para ayudas de urgencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine