11 de septiembre de 2016
11.09.2016

Asturias necesita ya desde guías hasta escanciadores, avisa el sector turístico

El Principado "venderá" paquetes estratégicos para visitantes en Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Portugal, México, Estados Unidos y Bélgica

11.09.2016 | 03:48
Por la izquierda, Julio González Zapico, director general de Comercio y Turismo; Adrián Redondo (CC OO), el consejero Francisco Blanco, Marta González (UGT) y Alberto González (FADE).

El sector turístico necesita profesionales con urgencia, concretamente jefes de sala, cocineros con capacitación, sumilleres, escanciadores, maestros sidreros y guías de turismo activo. Y saber idiomas. La formación específica es una de las grandes reivindicaciones de la patronal del sector y ayer el consejero del ramo, Francisco Blanco, se comprometió a atender la petición. Lo hizo en la presentación del programa de turismo sostenible del Principado de Asturias, con vigencia hasta 2020 y que plantea ofrecer productos específicos, como el turismo religioso, el industrial y el de negocios, para comercializar a nivel nacional e internacional.

Los destinos internacionales en los que Asturias buscará "clientes" son los tradicionales Reino Unido, Francia, Alemania e Italia, y a ellos se sumarán Portugal, México, Estados Unidos y Bélgica. El presupuesto anual se situará entre los 7 y los 8 millones de euros, aunque aumentará a medida que crezcan los ingresos de las arcas públicas regionales.

Francisco Blanco explicó que la estrategia turística del Principado se basa en "los recursos propios y diferenciales" de la región y de acuerdo a las características que destacan los visitantes, como son la naturaleza, la gastronomía, y el patrimonio cultural.

El plan presentado ayer se centra en el desarrollo de las líneas estratégicas y en su comercialización. Los objetivos básicos son la internacionalización, la desestacionalización, la sostenibilidad y el equilibrio territorial, con el que se pretende que el turismo no sólo beneficie al conjunto de la región, sino que contribuya además a fijar población en la zona rural.

Pero quedan pendientes de negociar cuestiones que para la patronal y los sindicatos son fundamentales: la formación, la mejora de los transportes y conexiones, y la extensión de las nuevas tecnologías.

El principal talón de aquiles es la formación y la profesionalización del sector, cuya solución no figura en el plan estratégico aunque el Consejero se comprometió a abordarla en el desarrollo del programa estratégico.

Alberto González, director general de FADE -no acudió ningún representante de la patronal sectorial Otea-, lamentó que "en una región con un paro tan elevado haya ofertas de trabajo sin cubrir porque no hay personal cualificado. Tenemos que resolver este problema porque no se puede hacer un esfuerzo para situar a Asturias a medio plazo con una oferta de calidad en el mercado y no ayudar a reducir el paro".

Añadió además que "no puede ser que un sector con el potencial que tiene el turismo carezca de profesionales, lo que está a su vez relacionado con los idiomas, la calidad del servicios y la atención al cliente". Y concretó las principales necesidades: jefes de sala, cocineros con capacitación, sumillers, escanciadores, maestros sidreros y especialistas en turismo de aventura.

El plan tiene nueve líneas estratégicas que, según el Consejero, están en consonancia con las tendencias del mercado pero además, "representan los valores y la identidad de Asturias y refuerzan la imagen de marca" de la región. Así, y tal como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, se identifican el turismo gastronómico, de naturaleza, rural, activo y deportivo, cultural, industrial, los Caminos de Santiago, ciudades de Asturias, y costas y villas marineras.

Otra de las novedades es que se hará una promoción especializada por canales, lo que significa que habrá acciones específicas dirigidas a un público concreto en función de sus motivaciones para viajar. Esto no significa, matizó Blanco, que se abandone la campaña de imagen global.

Además, se han identificado mercados prioritarios, tanto nacionales como internacionales. En el primer caso, las acciones se intensificarán en Madrid, Castilla y León, Galicia, Cantabria, País y Vasco y Cataluña. Todos ellos ya son emisores de la mayoría de los visitantes que llegan a la región.

El Principado quiere "sacar provecho" de las nuevas conexiones aéreas, que ahora comunican a la región con 21 destinos, de los que 7 son internacionales.

"Este plan no engloba la totalidad de la política turística. Hay que seguir desarrollándolo", dijo Francisco Blanco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine