UGT rechaza que los mayores de Los Canapés estén mal atendidos

El sindicato arremete contra la Unión de Consumidores por sembrar "acusaciones infundadas y un daño innecesario"

17.11.2015 | 04:32
La residencia geriátrica de Los Canapés.

La Federación de Servicios Públicos (FSP) de la UGT de Asturias ha querido salir al paso de la atención a los internos que según la Unión de Consumidores de Asturias se da en la residencia geriátrica pública de Los Canapés -"la dirección ha dado orden de que los fines de semana no se levante a los residentes de la cama, de manera que están encamados unas 60 horas seguidas, desde el viernes a las ocho hasta el lunes por la mañana", denunció el presidente de este colectivo, Dacio Alonso- y aparte de negar la mayor rechaza la denigración profesional de la que son víctimas los trabajadores del centro asistencial con "acusaciones infundadas de ese tipo".

La UGT hace extensiva su defensa del colectivo de empleados de Establecimientos Residenciales de Asturias (ERA) a los que trabajan en el geriátrico del Nodo, que en su día también estuvieron en el foco de la polémica por graves denuncias de mal trato a los internos que en ese caso partieron de la asociación de familiares.

"La FSP-UGT no va a permitir que personas o entidades pongan en tela de juicio la profesionalidad de los trabajadores del ERA sin conocer la realidad existente, creando desconfianza en familiares así como la justa indignación del personal que acude a diario a su puesto de trabajo con el fin de mejorar la calidad de vida de nuestros mayores", declaró Ana Isabel García Roza, secretaria general de la sección sindical de FSP-UGT en ERA.

La "realidad" de la que habla Ana Isabel García Roza nada tiene que ver con internos encamados durante 60 horas sino con residentes que en caso de ser encamados "nunca lo están por tanto tiempo, siempre por prescripción médica o de enfermería, cambiados de postura cada tres horas como marca el protocolo asistencial, aseados, comidos y atendidos en todas sus necesidades, incluidas las farmacológicas".

La responsable de la UGT en el sector de la atención geriátrica lamenta "el daño innecesario e injusto que se causa a las residencias públicas y a sus trabajadores con actitudes como ésta (en referencia a la denuncia pública que hizo la UCE), sin ninguna razón probada que las justifique". Y en relación a la supuesta falta de personal en los centros asistenciales del ERA, la UGT también niega problema alguno: "Es cierto que nuestro sindicato reivindica la contratación de más personal, pero debido a que los residentes cada vez llegan con más necesidades asistenciales, no porque se incumplan los ratios de personal".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine