Lne.es »

Pedaladas a lo grande en Avilés

Once adultos, casi todos mujeres, reciben clases para aprender a andar en bicicleta de la mano del colectivo Asturies ConBici

22.05.2016 | 05:25
Gemma Alonso, ayer, recibiendo las primeras lecciones para aprender a andar en bicicleta.

María Antonia Pousada, avilesina de 29 años, se subió siendo muy niña en una bicicleta "con ruedinas". Pasaron los años y esta joven nunca más volvió a dar pedaladas. Ahora, Pousada es una de las once personas mayores de edad que está aprendiendo a rodar sobre dos ruedas de la mano de los integrantes del colectivo Asturies ConBici. Ayer dio una clase en Avilés, en las inmediaciones del polideportivo del Quirinal. Pousada estaba junto a Gemma Alonso o Mari Paz García en el "grupo 0" de la "biciescuela"; es decir, aprendiendo las habilidades necesarias para lograr mantener el equilibrio y pedalear. Si bien a las once apenas atinaba a arrancar, una hora después Pousada ya era capaz de descender una ligera rampa con cierta seguridad.

"Quiero aprender a andar bien en bicicleta para hacer alguna ruta y disfrutar con ella de mi tiempo libre", explicó la avilesina. Gemma Alonso, avilesina también de 39 años, daba ayer igualmente sus primeras pedaladas por El Quirinal. "Esto era una espinita que tenía clavada, por eso no he perdido la oportunidad de participar en este taller. Considero que es necesario saber rodar en bici y creo que debe utilizarse este medio de transporte por ecología y salud entre otras muchas cosas", manifestó.

Mari Paz García, natural de Gijón y de 57 años, también se estrenaba ayer sobre las dos ruedas. "Utilicé algo la bicicleta de pequeña pero, en contra de lo que dicen, se me olvidó y ahora estoy aprendiendo de nuevo. Pretendo circular por Gijón cuando sepa hacerlo con seguridad", dijo esta mujer. Las mujeres de la edad de Mari Paz García son las que más aprovechan las clases que ofrece Asturies ConBici desde hace años por diferentes rincones del Principado. "Cada vez viene gente más joven pero hasta hace poco tiempo recibíamos a mujeres de más de sesenta años que por circunstancias de la vida no habían tenido la oportunidad de subirse en una bicicleta", explicó Mónica Nevares, de Asturies ConBici.

El fin último de la "biciescuela" es que los participantes aprendan a rodar con seguridad y que utilicen este medio de transporte en su día a día. De ahí que una vez superado el nivel cero, los responsables de la asociación recomienden a los futuros ciclistas pasar por todos los grupos, hasta el tres. Ayer en Avilés también había ciclistas en el nivel 1 mejorando su postura y aprendiendo a esquivar obstáculos, mirar hacia atrás, el funcionamiento de las marchas o a señalizar maniobras. Ayer fue el primer día que Asturies ConBici ofreció una clase de este tipo en Avilés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine