02 de agosto de 2016
02.08.2016
Lne.es »
GOZÓN

Los edificios catalogados pasarán un examen sobre su estado de conservación

El concejal de Cultura pretende enviar una carta a los dueños de inmuebles deteriorados para exigir medidas en favor de su protección

02.08.2016 | 12:22
La iglesia de Manzaneda.

El consejo sectorial de Patrimonio municipal ha comenzado a dar sus primeros pasos. Los cinco expertos que forman parte de este grupo de trabajo se han comprometido a elaborar un informe que analizará el estado de los inmuebles catalogados. El estudio afectará tanto a los edificios públicos como privados. El concejal de Cultura, Manuel Hernández Barrios, confía en tener esos datos ya casi definidos para la reunión prevista para el próximo mes de noviembre. "De acuerdo a la ley de Patrimonio, los propietarios de los inmuebles bien sean públicos o privados tienen el deber de conservar y restaurarlos", indicó el edil, que hizo hincapié en el respeto por los bienes patrimoniales del concejo. Hernández Barrios advirtió de que el Ayuntamiento sopesa enviar una carta a los propietarios de los edificios catalogados para que cumplan con la ley de Patrimonio y adecuen los inmuebles. Eso sí, la exigencia de la misiva, en el caso de que sea enviada, será efectiva tras la citada reunión.

"La ley indica también que el Ayuntamiento puede hacerse cargo de los daños y desperfectos de los edificios de manera subsidiaria, pero vista la situación de ruina económica con 15 millones de deuda, es bastante difícil acometer obras en edificios particulares en mal estado", explicó Hernández Barrios, que no descarta que el concejo imponga multas a los propietarios que incumplan la normativa. El concejal de Cultura expresó además que durante la reunión de la semana pasada, uno de los miembros del consejo planteó la posibilidad de "premiar" a las personas que "cuiden los edificios catalogados" mediante un acto público. "De aplicarse esa interesante propuesta, entregaríamos una distinción simbólica con el fin de que la labor de mantenimiento de los inmuebles sirva de ejemplo para los que no cumplen el deber de conservación y restauración de sus propiedades", indicó el edil socialista.

Los edificios objeto del estudio han de estar regulados dentro del catálogo urbanístico. Los niveles de protección son de tres tipos: parcial, como es el caso por ejemplo de la Casa Montán en Balbín o La Puente en Vioño; integral, como el casco histórico de Luanco o la Casa de Los Pola, anexa a la iglesia y catalogada como bien de interés cultural; o una tercera categoría, que se centra en el plano medioambiental y, por lo tanto, no afecta a inmuebles sino al entorno paisajístico con especial atención al cabo Peñas y su área de protección.

"Con este tipo de cuestiones, demostramos que el consejo sectorial de Patrimonio municipal tiene utilidad", destacó Manuel Hernández Barrios, que defendió la importancia de cuidar y mantener el patrimonio municipal ya que marca la historia del municipio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine