Blog 
CometCon
RSS - Blog de Comet Con

El autor

Blog CometCon - Comet Con

Comet Con

Este espacio será compartido por varios de los/las integrantes del CometCon y de la Asociación El Eje. Una vez a la semana Héctor Lasheras, Pablo Martino, Daniel Santigosa, Patricia Guerra, Sergio Guerreiro, Saúl Parra, Xandru González y Fernando García se pasarán por este blog.

Sobre este blog de Asturias

Un espacio de actualidad, cultura, cine, comic, videojuegos, cosplay, música y mucho más. Desde el equipo CometCon compartiremos semanalmente con vosotros noticias, reflexiones y entrevistas relacionadas con el mundo del ocio alternativo. También os daremos a conocer las últimas novedades.


Archivo

  • 28
    Octubre
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo asturias

    Stay

    Hola soy Xandru y hoy es mi turno para dar la turra en el blog de Cometcon y hablar de las pelis que me gustan y creo que os gustarán o al menos, interesarán.

    Vengo a hablaros de una película que no es para nada independiente o una gema oculta, pero si considero que es una película que pasó muy por debajo del radar del público general pero que poco a poco se ha convertido en una película de casi culto en determinados círculos. La cinta en cuestión es “Stay” dirigida por Marc Foster (“Descubriendo nunca jamás, “Cometas en el cielo” …) que cuenta en su elenco con Ryan Gosling, Ewan McGregor y Naomi Watts. Con semejante plantel de actores es extraño que la cinta no funcionara bien en taquilla y se llevara críticas no muy amables en su estreno. La razón es simple, es rara de narices.

    Stay

    Sí, es rara, no es un término técnico, pero es verdad. Hubo críticos experimentados que, aunque no os lo creáis, no la entendieron. A esto favorecen varias cosas, un argumento extraño, una manera de rodar y editar completamente atípica y unos actores que parece que no les apetece actuar quitando a Ryan Gosling. Toda esta locura que veréis al poner esta película, tiene una explicación y más importante, un motivo.

    El argumento explicado parece simple, Henry (Gosling) es un tipo depresivo y perturbado que tiene una estrecha relación con su psiquiatra Sam (McGregor) al cual un día le suelta que tiene pensado suicidarse en tres días. Sam intentará evitarlo, pero Henry no solo no parece apearse de la burra, sino que además empieza a entrometerse en la relación de Sam y su novia Lyla (Watts). Poco a poco las sesiones se empiezan a tonar turbias, las personalidades empiezan a confundirse y el espectador no entiende que narices está pasando y por qué de repente abren una puerta y están en otra localización donde toda la figuración son gemelos, por qué aparecen ruedas tiradas en medio de la escena y nadie les presta atención y sobre todo porque narices Ewan McGregror lleva los bajos del pantalón tan subidos. Porque sí amigos, esta es una de esas películas que hasta eso tiene una explicación.

    Stay

    Técnicamente es un caos, saltos de ejes por todos sitios, planos sin sentido, fallos de racord evidentes y sobre todo lo que más molestó a la crítica, dos actores de la talla de Ewan McGregor y Naomi Watts actúan como robots, sin interés, hacen lo que técnicamente se llama una mala interpretación. También se explica al final.

    Todo esto puede molestar al principio, es una película al más puro estilo Mulholand Drive (aunque la cinta de Lynch para mi gusto es bastante mejor) que, si se analiza con cuidado, nos hace ver que no es mala solo cuenta las cosas de manera diferente. También me parece interesante el uso de la que nosotros llamamos técnicamente malo como un recurso más para contar una historia y darle un sentido, aunque sea en un final que muchos consideren tramposo, pero que sin ninguna duda no dejará indiferente a casi nadie.

     

    No quiero engañar a nadie, no es una obra maestra, ni os va a volar la cabeza y muchos la pillaréis enseguida y pensaréis que tiene un final muy cliché, pero me parece que es una obra digna de al menos un visionado (quizá más), que os proporcionará 99 minutos de una propuesta interesante y de una manera artística de llevar la narrativa que se aleja un poco de los convencionalismos del cine de Hollywood. Disfrutadla, creo.

     

    Xandru, cinéfalo

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook