Blog 
Hogar y Decoración
RSS - Blog de Pablo Baselice

El autor

Blog Hogar y Decoración - Pablo Baselice

Pablo Baselice

Me dedico a la decoración hace más de 10 años. He trabajado en varios proyectos importantes en interiorismo.

Sobre este blog de Decoracion

En este blog encontrarás muchos consejos sobre como decorar tu hogar.


Archivo

  • 12
    Febrero
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    decoracion bomberos cristales escaparates

    ¡El escaparate de un negocio es más que un vidrio!

    Pasear por las calles vigiladas por los escaparates de los negocios es una actividad rutinaria. De hecho, pocos son los que se detienen a pensar qué tanto ha tenido que evolucionar la especie humana para idear un cristal que hiciera el papel de protector y publicista al mismo tiempo.

    El escaparate ha cambiado mucho a lo largo de los años, y pasó de ser un simple vidrio a una forma de expresión. Defiende, representa y abandera la esencia de una tienda. Además de eso, los escaparates están estratégicamente diseñados para agradar al consumidor.

    ¡El escaparate de un negocio es más que un vidrio!

    Un paseo por su historia

    El escaparate que hoy conocemos ve sus inicios a mediados del Siglo XIX. Estaba vinculado a los grandes almacenes y su propósito era mostrar la mercancía de una forma más eficiente y segura.

    Al principio, la distribución de los productos era desordenada y no tenía ninguna estrategia comercial. Sin embargo, en los años 20 surge el fenómeno del marketing. A partir de ese momento las ventas no volvieron a ser las mismas, y esta noticia trajo cierta incertidumbre a los viejos vendedores ortodoxos. El negocio funcionaba no sólo por lo que vendías, sino en cómo las personas percibían el producto. Gracias a los avances posteriores en estrategias de mercadeo, los escaparates consiguieron exponer la mercancía de forma segura y atractiva a la vista.

    Grandes ornamentos, maniquíes flotantes, dinosaurios prominentes. Los escaparates se vestían de extravagancias salidas de la imaginación. De esta forma, se podía transformar un simple abrigo de invierno en un portal a un mundo de montaña y aventura. O, por otro lado, unos simples shorts en un asegurado verano inolvidable.

    Con el tiempo surgió el minimalismo, y los escaparates empezaron a proporcionar al cliente una belleza visual alucinante, además de tecnologías en marketing que daban al consumidor hambre por comprar.

    Así pues, el escaparate pasó de ser un simple cristal protector, a un aliado feroz en la venta de mercancías.

     

    Beneficios del escaparate

    Protege la mercancía contra accidentes y robos. De hecho, los vidrios pueden soportar los impactos de las balas.

    Bien distribuida, la mercancía de un escaparate atrapa a un cliente tan bien como un vendedor.

    Soporta altas temperaturas e incluso puede ser resistente al fuego. Ideal para prevenir incendios.

    Permite un acercamiento más eficiente al cliente.

    Expone de forma eficaz la esencia del local, siendo un escaparate la huella dactilar de los negocios.

    Así pues, el escaparate de una tienda es más que un vidrio. Es una de las pruebas constantes de que seguimos creciendo día a día de formas increíbles, incluso tras años de evolución.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook