Blog 
Malas Prácticas bancarias
RSS - Blog de Basilea Abogados

El autor

Blog Malas Prácticas bancarias - Basilea Abogados

Basilea Abogados

Abogados especialistas en la defensa de clientes afectados por malas prácticas bancarias.

Sobre este blog de Economia

Nuestro blog pretende ser un espacio donde compartir información y experiencias sobre malas prácticas bancarias.


Archivo

  • 08
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    NULIDAD CFDs

    El pasado 23 de febrero de 2013 la CNMV hizo pública la advertencia emitida por de la Autoridad Europea de Valores y Mercado (ESMA) relativa a los Contratos por Diferencias (CFD´s), en la que advierte a los potenciales los inversores de los principales riesgos de estos productos complejos.

    Quizás uno de los principales problemas que generen los CFD´s se deben a que carecen de regulación específica en nuestro ordenamiento jurídico (más allá de las previsiones contenidas en el Decreto 1814/1991, de 20 de diciembre, por el que se regulan los mercados oficiales de futuros y opciones), si bien cabe afirmar que presentan un contenido complejo de derechos y obligaciones para las partes intervinientes. Su objeto está constituido por las variaciones que diariamente se produzcan en el precio del montante de los activos subyacentes elegidos (acciones, divisas, índices, materias primas, etc.), mientras se mantenga la posición contractual. Variaciones éstas que, dependiendo de su signo y de la posición -compradora o vendedora- asumida por el cliente frente a la entidad que actúa como contraparte, determinarán para el primero un ingreso o una obligación de pago de importe equivalente a las mismas, los cuales se harán efectivos día a día mediante su abono o cargo en la cuenta de referencia del contrato. De modo que, atendiendo a su objeto principal, pueden definirse como contratos suscritos entre dos partes para intercambiar la diferencia entre el precio de compra (venta) y el precio de venta (compra) de un subyacente (un valor negociable, un índice, una divisa, un tipo de interés o cualquier otro activo), que no requieren el desembolso íntegro del nominal de las operaciones de compraventa.

    En concreto, dejando al margen la posible existencia de otras obligaciones de cobro o pago asociadas a este tipo de contratos, los clientes de CFD´s con posición compradora percibirán los importes correspondientes a las diferencias que se produzcan en el precio o valor de los subyacentes de que se trate como consecuencia de la subida de su cotización y, contrariamente, deberán satisfacer los importes correspondientes a las diferencias de precio derivadas de una bajada en la cotización. Mientras que los clientes con posición vendedora percibirán los importes correspondientes a las diferencias que se produzcan en el precio de los subyacentes de que se trate como consecuencia de un descenso de su cotización y, contrariamente, deberán satisfacer los importes correspondientes a las diferencias de precio derivadas de una subida de su cotización.

    A pesar por tanto que se trata de productos únicamente adecuados para clientes profesionales, o inversores minoristas con amplia experiencia, capaces de comprender sus características, los CFD también se publicitan a clientes minoristas sin ninguna experiencia, siendo cada vez más habitual la publicidad emitida por proveedores como EXT Capital, IG Markets o CMC Markets.

    Sin perjuicio de los riesgos más comunes que afronta el inversor que decide optar por la compra de CFD´S, tales como los riesgos de apalancamiento, de crédito o de tipo de cambio, en los últimos años vienen siendo cada vez más habituales los incumplimientos o negligencias cometidas por los proveedores de estos contratos, que sin respetar los términos del contrato suscrito con su cliente, provocan importantes pérdidas en la inversión. Pérdidas que suelen venir motivadas por al no asesorar e informar convenientemente al cliente de extremos tales como los siguientes:

    - El riesgo de perder cantidades muy superiores a las efectivamente desembolsadas derivadas del apalancamiento.

    - El hecho de que la plataforma podrá cerrarse automáticamente en caso de que el cliente no aporte nuevas garantías a partir de un cierto límite de riesgo.

    - El riesgo de que el proveedor que emita los CFD´s incumpla sus compromisos y no pueda atender sus obligaciones financieras (riesgo de contraparte).

    - Incumplimientos referentes al sistema “stop loss”.

    - El cobro de cantidades adicionales por parte del proveedor (normalmente con cargo a la tarjeta de crédito), a su discreción, para atender las peticiones de aportación de los márgenes pertinentes.

    Todo ello, unido al notable incremento en la contratación de estos instrumentos que en los últimos años ha existido en el mercado nacional, ha provocado que las pérdidas experimentadas entre los inversores también hayan aumentado exponencialmente, y con ello las reclamaciones presentadas ante la CNMV y ante los Tribunales de Justicia, instando bien la nulidad de la orden de compra de los CFD´s o bien su resolución contractual.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook